Asime orienta cada año a cientos de parados en su búsqueda de empleo

El servicio de orientación se presta en la sede de Asime, en el centro de negocios Arena76 de A Gándara | d. alexandre
|

La orientación laboral es un servicio fundamental para los de-sempleados a la hora de encontrar trabajo. Las administraciones públicas cuentan con sus propios recursos en los centros del Servicio Estatal de Empleo Público para cumplir con esta labor, pero la orientación también se deriva en ocasiones a otras entidades, normalmente empresariales, para que presten este servicio a través de subvenciones. Es el caso de Asime, que desde su sede de Narón, en el centro de negocios Arena 76, atendió el pasado año a 400 desempleados –de todos los sectores– que buscaban una salida laboral.

La asociación lleva más de una década prestando este servicio casi de forma ininterrumpida. El objetivo fundamental es que los usuarios encuentren un empleo cuanto antes, pero en ocasiones es necesario activar algunos protocolos para facilitar esa búsqueda y obtener resultados positivos. De esto se encarga Marta Martínez Naveiro, la actual orientadora laboral de Asime. “Cuando recibimos la derivación de la oficina de empleo de Esteiro, que es con la que principalmente trabajamos, empezamos las entrevistas con las personas para tratar de identificar su perfil laboral”, explica.
Esta primera toma de contacto sirve a la especialista para valorar si la persona reúne las condiciones idóneas para comenzar un itinerario personalizado de inserción sociolaboral. “No todos vienen con las mismas ganas ni tienen más mismas necesidades. Hay gente que simplemente necesita un pequeño empujón, pero que sabe cómo buscar trabajo. Los que no saben y realmente quieren encontrar un trabajo, son los que realizan estos itinerarios”.

El 80% de lo usuarios que en 2017 pasaron por esta oficina de orientación eran parados de larga duración, mientras que el 20% restante llevaban menos de un año sin trabajo. “La gente que lleva mucho tiempo trabajando está más oxidada y se nota. Además, como es natural, suele ser gente de más edad y eso en muchos casos implica un menor nivel formativo”, señala. De hecho, el 33% de las personas derivadas al servicio de orientación de Asime tenían estudios inferiores a la ESO (graduados escolares o estudios primarios) y un 22% únicamente habían cursado la Educación Secundaria.

Estas tutorías personalizadas, con una duración máxima de seis meses, abarcan diferentes aspectos, tal y como explica Marta Martínez. “Nos encargamos de enseñarles a hacer un currículum efectivo, adaptado a sus necesidades y a los requerimientos del sector, les damos una serie de pautas para que acudan a diferentes entrevistas de trabajo o creen su propia red de networking”. Todas estas herramientas facilitarán la búsqueda de empleo del usuario o en otros casos, el acceso a programas formativos, como los obradoiros de empleo. “Con ellos, lo usuarios se forman en empresas al tiempo que realizan prácticas remuneradas y el porcentaje de inserción para estas personas es muy alto”.
Aunque reciben a desempleados de todos los sectores, es el Industrial el que abarca más número de usuarios. “Con la experiencia de tantos años podemos decir que la que gente a la que atendemos en el servicio de orientación laboral refleja con bastante exactitud la estructura y las características de desempleo de la comarca, teniendo en cuenta las pecualiaridades de las actividades relacionadas con el sector naval”.

Bolsa de trabajo
Además de este servicio subvencionado por Xunta, Asime cuenta con una bolsa de empleo propia para sus asociados. Tal y como explica Emma González, la responsable de la oficina de Ferrol, este sistema ha demostrado ser muy eficaz. “Es un método más directo y, sobre todo, más enfocado al sector siderometalúrgico, dado que nos centramos en las necesidades de las empresas que forman Asime.
A través de la página web recibimos autocandidaturas y las metemos en una base de datos. Cuando un a empresa necesita un trabajador, para el puesto que sea, nos comunica el perfil que busca, cruzamos datos y ponemos en contacto a las partes”. Tan solo el pasado año hubo más de 360 preselecciones a través de este sistema y se gestionaron casi un cetenar de ofertas. “Además de ser uno de los servicios que ofrecemos a nuestros asociados, cumplimos unn labor a favor de la empleabilidad de las zonas en las que estamos, entre ellas Ferrol, en donde tenemos un 10% de las casi 700 firmas asociadas”.

Asime orienta cada año a cientos de parados en su búsqueda de empleo