Los vecinos de Ciudad Jardín ya disfrutan del alumbrado público que pedían

Encendido luz en Ciudad Jardin
|

Los vecinos de Ciudad Jardín vivirán en este 2015 un diciembre muy distinto al del año pasado, cuando los domingos y festivos  de apertura comercial en Parque Ferrol colapsaban el tráfico ocupando los pasos de peatones. Ahora no protestarán porque, por fin, tienen alumbrado público, que ayer mismo, a las seis de la tarde, se encendía, poniendo fin a casi tres años y medio de apagón, propiciado por la situación en la que quedó la urbanización de la zona tras la quiebra de la constructora Coinasa. El actual gobierno local dio solución a las quejas de los vecinos y de hecho ayer, tanto el alcalde, Jorge Suárez, como los ediles Beatriz Sestayo y Bruno Díaz, acudieron a la “Fiesta de la luz” organizada por los vecinos.
El final de tantos meses de protestas se escenificó además con la retirada de las pancartas en las que reclamaban el alumbrado. Curiosamente, a escasos metros resplandecían los neones de Parque Ferrol y Ciudad Jardín es obligado –y hasta ahora tenebroso– paso para quienes acceden a esta zona comercial.
“Vamos a brindar con champán, comer empanada y lanzar fuegos artificiales”, comentaba ayer Roberto Calvo, presidente de la comunidad de propietarios, respecto a la celebración que tenían preparada. Calvo reconocía también el diálogo continuo con la actual corporación respecto a la situación de las gestiones, aunque afirmó que se habían comprometido a solucionarlo antes del cambio de hora (el último sábado de octubre). Cuestiones administrativas lo impidieron pero sí podrán alumbrar sus calles durante la Navidad. 

quiebra
Los problemas en Ciudad Jardín son consecuencia de la quiebra de la empresa constructora, Coinasa, y de la deuda que esta tenía con el Concello, que ascendía a 1,2 millones de euros. En 2012 el gobierno local incluso llegó a proponer el embargo a los vecinos, como responsables de parte de esa cantidad. Finalmente se buscó la vía para que ese embargo recayese en su totalidad sobre la empresa. Sin embargo, quedó pendiente la urbanización de la zona, en la que estaba incluido el alumbrado público, que Fenosa cortó en junio de 2012.
La lucha vecinal por mejorar las condiciones de vida en esta zona incluyeron también denuncias sobre la inseguridad y el estado de las viviendas vacías, algunas ocupadas de forma ilegal y otras objeto de actos vandálicos y robos.

Los vecinos de Ciudad Jardín ya disfrutan del alumbrado público que pedían