El Somozas paga sus fallos ante el Lealtad

Keko, jugador del Somozas, lucha con un rival por llevarse la pelota | joaquín pañeda/el comercio
|

El Somozas despidió la temporada como visitante con derrota en su visita a un Lealtad que necesitaba un punto para cerrar matemáticamente su permanencia, por cuarta temporada consecutiva, en la categoría de bronce. El cuadro verdiblanco adoleció de intensidad, fruto de su descenso matemático desde hace unas jornadas, en un partido con poca historia y que acabó con la victoria para los de Villaviciosa.

Sin embargo, los de Stilli salieron sin complejos, buscando la portería contraria, aunque con graves errores en la parcela defensiva. El primer aviso lo dio Arkaitz, con un disparo raso que sacó Javi Porrón de la cepa del poste y lo desvió a córner. Precisamente en un saque de esquina, Alberto González aprovechó el rechace de un poste tras un cabezazo de Álex Blanco, para adelantar al Lealtad. De todas maneras, el primer tiempo destacó por su escaso ritmo y las numerosas imprecisiones que impidieron los acercamientos con claridad a los áreas, destacando únicamente una contra que desvió el meta Lecertua a córner tras remate de Rubén Sánchez.

Animación
El segundo tiempo comenzó muy animado, con un mano a mano de Rubén Sánchez que culminó con un disparo demasiado cruzado. Solo dos minutos después llegó el segundo gol local, tras una gran jugada de Robert por la izquierda que culminó David Grande en el segundo palo, marcando a placer. El propio David Grande, máximo realizador de la escuadra “negrilla”, anotó el tercer tanto, tras un error defensivo que Adrián Llano aprovechó para ceder el al ariete y que esta marcase tras driblar al portero de la escuadra visitante.

A partir de ahí, el Somozas se volcó y forzó varios saques de esquina en los que generó bastante peligro, anotando el gol del honor tras un rechace del travesaño que aprovechó Roberto Baleato para marcar. En otro córner, Manu Mariña cabeceó al poste y el rechace de Pablo Antas lo desvió a córner un acertado Javi Porrón.

Los verdiblancos acabaron volcados sobre la portería del cuadro local, quizá por la relajación del Lealtad, y encerraron en su área a los maliayos en los minutos finales.

El Somozas paga sus fallos ante el Lealtad