El ejecutivo pretende que el nuevo plan de movilidad se apruebe en el primer semestre del año

La calle San Francisco es una de las arterias principales del barrio de Ferrol Vello | c.r.c.
|

El ejecutivo de Ángel Mato vuelve a poner sobre la mesa las necesidades de analizar la movilidad en la ciudad y convertir Ferrol en un espacio destinado principalmente a las personas. Por eso, el pasado mes de noviembre se encargó un nuevo proyecto, aprovechando los fondos de la estrategia Edusi, de recopilación y revisión de los trabajos existentes desde el año 2007 hasta ahora con el fin de poder llevar en este primer semestre del año al pleno de la corporación un Plan de Movilidad Urbana Sosteible –PMUS– para la ciudad naval.


En principio todos los grupos municipales están de acuerdo en esa revisión y en establecer un calendario de trabajo para analizar las necesidades de la ciudad como se acordó el año pasado por todos los portavoces muncipales.


El objetivo, como explicó el portavoz del gobierno local, Julián Reina, es “converter a cidade nun espazo destinado ás persoas, ademais de poder optar a numerosas subvencións que a día de hoxe xa marcan como requisito ter aprobado un plan de mobilidade urbano sostible”.


Así las cosas, ya se ha iniciado la redacción de este primer plan, que permitirá ordenar el espacio urbano tanto en lo referido a la movilidad estrictamente, como al medio ambiente, a la reducción de emisiones de CO2 o a ordenar y priorizar las vías públicas según sus capacidades, entre otras cosas.


Tras la reunión de la Xunta de Goberno local celebrada ayer, Julián Reina informó de que esta misma semana se mantendrá una reunión con la técnica responsable de revisar toda la documentación de los últimos años y redactar el Plan de Movilidad, que será el primero de Ferrol, ya que los anteriores intentos nunca llegaron a ser aprobados en pleno.


Aunque la idea es contar con este documento que recoja las necesidades de cara a avanzar en la peatonalización de la ciudad, poner en marcha algunas medidas concretas seguirá creando debate. Entre los planes pendientes está la peatonalización de la calle Magdalena, que el propio Reina señaló en su día que era “unha das apostas deste goberno”, o la actuación en Pardo Bajo para, una vez que el vial ya está cerrado al tráfico rodado, se convierta en una calle peatonal con los pavimentos y servicios necesarios.Además se trabaja ya en otros proyectos como el de la humanización de la calle de la Iglesia o la reforma de la plaza de Galicia.


Talud de Santa Mariña

El portavoz del ejecutivo, Julián Reina, también informó de que esta misma semana visitará, acompañado de la AVV del Ensanche A, la zona en la que se están desarrollando los trabajos de la calle Loureiro para analizar el avance de las obras. Indicó, en este sentido, que ya se ha concluido la colocación de la escollera y la canalización de las aguas en el primer tramo y que los trabajos avanzan en el segundo.


También estos días comenzará el plan de renovación de instalaciones de propano en Esteiro, para lo que se instalarán depósitos provisionales, que ya cuentan con las autorizaciones.


El Concello ultima los pliegos para contratar el proyecto de remodelación de San Francisco
El barrio de Ferrol Vello se encuentra inmerso en obras de urbanización en varias de sus calles y se prepara para que este goteo de actuaciones continúe, de cara a conseguir conjugar la tradición de un casco antiguo con la modernización de servicios y viales.


La próxima actuación en la que ya se trabaja es la de una de sus arterias principales, la calle San Francisco, de conexión entre el muelle y el barrio de A Magdalena. El concejal de Urbanismo, Julián Reina, anunció ayer que ya están listos los pliegos de condiciones para poder licitar la contratación del proyecto de reurbanización de esta calle. Después todavía tendrán que contratarse las obras, por lo que no es una actuación que se vaya a ejecutar a corto plazo. Las que sí están ya en marcha e incluso a punto de concluir son las obras de Espartero y Carmen Curuxeiras. En este último caso, se llevará a cabo esta semana la colocación de la piedra, tras el soterramiento de todas las instalaciones y renovación de las canalizaciones.La intervención supone también la instalación de tecnología LED y nuevo mobiliario urbano. 


Desde ayer mismo, además, han entrado en vigor las medidas de tráfico impuestas para la ejecución de la renovación de la calle Espartero. Así, está cortado al tráfico el último tramo del vial y se ha desviado este por la calle de la Merced hasta Socorro, con cambio de sentido incluido La medida tendrá una duración de dos meses y después se tomarán otras para continuar con el avance de la obra en toda la calle. El concejal de Urbanismo agradeció la colaboración de la AVV del barrio en la difusión de las medidas a los vecinos.

El ejecutivo pretende que el nuevo plan de movilidad se apruebe en el primer semestre del año