El Pontumio junior dejó escapar su oportunidad

el pontumio perdió por un escaso margen con el compañía alexandre
|

 Jornada muy importante para las escuadras del Pontumio que militan en la Primera División Autonómica, sobre todo para su equipo junior, que se medía al Compañía de María, uno de los conjuntos con los que rivaliza para consolidarse en las primeras posiciones.

El cuadro que dirige Luis Otero perdió una buena oportunidad de alcanzar a su adversario en la tabla tras caer derrotado (53-57) en un partido muy equilibrado, entre dos advesarios de potencial parejo y cuyo marcador se mantuvo tremendamente igualado durante los cuarenta minutos. No fue un duelo vistoso, pero ambos conjuntos defendieron bien y ello contrarrestó los múltiples errores no forzados que cometieron en ataque. El Pontumio echó en falta, sobre todo, un poco más de acierto desde el perímetro, especialmente en los minutos decisivos, en los que, apenas dos puntos abajo en el marcador, realizaron buenos ataques, forzaron tiros cómodos, pero no acertaron a convertirlos. La mejor noticia para las eumesas, sin duda, que su desventaja quedase reducida a solo cuatro puntos, una distancia difícil de enjugar en la vuelta pero al menos asumible.

Las cadetes de Pontedeume también se midieron a su homólogo del Compañía de María, en este caso, un equipo con menor potencial que, sin embargo, se presentaba como un adversario complicado. Finalmente, el duelo resultó mucho más favorable a las de Ferrolterra de lo que se podría pensar. Tras dos primeros cuartos igualados, en el tercero, y sobre todo en el cuarto, en el que dejó en solo en tres puntos a su adversario, sentenció sin problemas para ganar 65-35.

Las infantiles afrontaban una doble jornada, que comenzó bien con su cómodo triunfo frente al Maristas (46-84); pero que acabó con una derrota contra el líder, Codigalco Carmelitas (37-44), en un partido en el que las eumesas bien podían haber optado al triunfo. Las ourensanas son, sin duda, la mejor escuadra del grupo y poseen a una pívot, Paula Valiño, de 1,90 metros, que condiciona absolutamente el juego. En este duelo, su “presencia” en la zona impidió las penetraciones de un Pontumio que, aunque defendió bien, también cometió algunos errores innecesarios, en pérdidas de balón y tiros precipitados.

La jornada, en lo que a la Primera División se refiere, se completó con las derrotas del Gimnasio Bitácora Ferrol CB en la también doble jornada de la competición infantil masculina. Los ferrolanos perdieron con rotundidad tanto ante el Salesianos (33-88) como frente al Betanzos (84-55).

 

El Pontumio junior dejó escapar su oportunidad