El Racing sabe que necesita el triunfo ante un rival directo

Juan Mera lucha con un rival por llevarse la pelota
|

En el vestuario del Racing son conscientes de que no se puede incrementar el número de jornadas sin conocer la victoria y esperan que esa dinámica negativa termine mañana con el choque que dirimirá en el feudo del Valladolid B.
El entrenador del equipo ferrolano sabe de la importancia de esa cita para su futuro y comenta que “somos conscientes de la situación en la que nos encontramos y veo a los jugadores muy mentalizados y con un cambio de actitud para buscar una victoria que nos de tranquilidad para seguir trabajando en el futuro”.
El técnico añadía sobre la confrontación que “jugamos contra un rival que está también en una situación complicada, peor que nosotros y que es filial, con lo que eso conlleva, ya que es capaz de lo mejor y de lo peor. Lo que está claro es que no podemos confiarnos y tendremos que salir a darlo todo desde el principio”.
El preparador también señalaba que “una de las cosas que puede condicionar el encuentro es que vamos a jugar en un campo artificial y con una temperatura muy baja, por lo que habrá que adaptarse lo antes posible a esas condiciones, porque, de lo contrario, podemos tener problemas”.
El técnico iba más allá cuando decía que “sabemos lo que nos jugamos en el partido y todos estamos mentalizados de que tenemos que dar el máximo para tratar de conseguir un resultado positivo. En los dos últimos encuentros estuvimos más firmes en defensa y esperamos que podamos tener más acierto en ataque para poder quedarnos con los tres puntos”.
De cara a la contienda de mañana, el conjunto departamental tendrá cuatro bajas seguras, ya que Víctor Vázquez sigue recuperándose de sus problemas en una rodilla. Además, Juan Mera no se pudo recuperar del esguince de tobillo que sufrió en la contienda de la pasada semana: A ellos se les une Aarón Sánchez, que padece una tendinopatía, mientras que Borja Freire tiene un esguince en el ligamento lateral izquierdo de la rodilla.
Esas ausencias llevan a que Tena siga contando con futbolistas del conjunto juvenil para desplazarse a tierras vallisoletanas.

El Racing sabe que necesita el triunfo ante un rival directo