Comienza la huelga en la UTE e Indasa con un seguimiento total de las plantillas

Los trabajadores se concentraron ayer a las puertas del astillero de Ferrol | d. alexandre
|

Los 72 empleados de la UTE Tecman-Rayma –58–, encargada del mantenimiento de las instalaciones de Navantia en la ría de Ferrol, y de Indasa –14–, adjudicataria de la conservación de las cabinas de pintado, secundaron ayer en su totalidad la huelga indefinida convocada la semana pasada por los 15 despidos comunicados por las gerencias de ambas empresas.

A las 06.00 horas de ayer comenzaba un paro que, según reiteraron ayer en una asamblea que tuvo lugar unas horas más tarde a las puertas del astillero en la entrada principal, no se desconvocará “mentres non se reincorporen os compañeiros despedidos. Se non o fan, seguiremos en folga”, advirtieron.

El responsable de la Federación de Industria de la CIG, Vicente Vidal, cargó contra la gerencia de Tecman-Rayma por solicitar el arbitraje del Consello Galego de Relacións Laborais, reunido el domingo y que finalmente emitió un laudo favorable a los trabajadores en lo que respecta a los servicios mínimos, al no considerarlos necesarios por no tratarse las tareas que desempeñan de “servizos esenciais para a comunidade”. “Eles deben saber”, añadió Vidal, “que para prestar os servizos de seguridade e prevención xa ten empregados propios ou outras compañías auxiliares que os de-senvolven”.

Los responsables de Industria de los sindicatos CIG, CCOO, UGT y CGT presentes en la concentración subrayaron que es “ilegal e inconstitucional” el argumento esgrimido por la empresa en el sentido de que Navantia le exige unos servicios mínimos y que, si no los presta, detraería esa cantidad del contrato y podría contratar a una tercera empresa. “A árbitra é clara ao respecto: é esquirolaxe”.

Finalmente, los sindicatos reclamaron el apoyo de los delegados y delegadas del resto de las compañías de la industria auxiliar y pidieron unidad ante un conflicto que temen pueda extenderse a otras firmas.

Comienza la huelga en la UTE e Indasa con un seguimiento total de las plantillas