El cuartel de Atocha coordinará a más de mil soldados en un ejercicio de la OTAN

La operación se presentó ayer en el acuartelamiento de Atocha javier alborés
|

El Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa (FLO) de A Coruña coordinará a los 1.200 militares y efectivos de la Guardia Civil que servirán de apoyo a los ejercicios de la OTAN en España como nación anfitriona, a los que se unirá la propia logística que despliegue cada ejército.

El general Francisco Javier Abajo Merino, jefe de la FLO, explicó, en el acuartelamiento de Atocha, la participación de esta fuerza logística en el ejercicio de la OTAN “Trident Juncture 2015”, en el que participarán 35.000 efectivos de 30 países con España, Italia y Portugal como naciones anfitrionas que ofrecerán dieciséis escenarios como zonas de adiestramiento.

Con este ejercicio, la OTAN pretende mostrar la preparación y la interoperabilidad de las capacidades aliadas para la defensa colectiva y la gestión de crisis, dar una respuesta conjunta a las amenazas presentes y futuras y coordinar y colaborar con los diversos actores que trabajan en un escenario internacional.

“La OTAN debe tener una capacidad de respuesta flexible ante las amenazas” y “para comprobar que funciona se programa cada año un ejercicio”, pero desde su misión en Afganistán, “no se ha hecho un ejercicio de tales proporciones” como este, enfatizó el jefe de la FLO, que abundó que esta organización no dispone de logística.

Las pruebas se componen de dos fases, una de ejercicio de puesto de mando, entre los días 3 y 16 de octubre en unidades militares en Alemania, Bélgica, Canadá, España, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y en aguas del océano Atlántico y del mar Mediterráneo.

La segunda, llamada fase real o Livex, transcurrirá entre el 24 de octubre y el 6 de noviembre, con el desarrollo de diferentes operaciones terrestres, marítimas y aéreas que consistirán en ofensivas terrestres, desembarcos anfibios, lanzamientos de paracaidistas, acciones en ambiente urbano y actuación de fuerzas de operaciones especiales, entre otras.

Del total de efectivos participantes, 20.000 se desplegarán en ocho ubicaciones españolas, que son los centros de adiestramiento de San Gregorio (Zaragoza), Chinchilla (Albacete) y Sierra del Retín (Cádiz), el Campo de Maniobras y Tiro Álvarez de Sotomayor (Almería) y las bases aéreas de Albacete, Son San Joan (Palma de Mallorca), Torrejón (Madrid) y Zaragoza.

“Para todos ellos, desde el cuartel de A Coruña facilitamos cualquiera de las necesidades de estas unidades, con carácter previo a este ejercicio, para el que llevamos un año de preparativos y en el que habrá 22 acuartelamientos implicados, detalló Abajo Merino.

Parte significativa del personal de este cuartel se constituye en Estado Mayor Funcional del Mando de Coordinación de Apoyos de Nación Anfitriona que, a su vez, se refuerza con efectivos de los Ejércitos y también de la Guardia Civil, en este último caso para la protección de buques en acceso a puertos, seguridad en desembarque y estacionamiento y escolta de convoyes por carretera, entre otras.

El despliegue de las fuerzas terrestres es “lo más complicado” en el sentido de que “en poco tiempo entre y salga del territorio nacional mucha gente, mucho material”, sin interferir en lo posible en la vida ordinaria del país y que “de forma ordenada lleguen cada uno de ellos al punto de destino apoyándose en los medios de transporte que habilita España, normalmente civiles”, añadió.

Entre otras cifras de apoyo logístico, el estado español dispondrá 9.000 literas, más de 350.000 plazas de comida, 2,5 millones de litros de carburante, más de 400 unidades de váteres químicos y duchas para más de seis mil militares.

El cuartel de Atocha coordinará a más de mil soldados en un ejercicio de la OTAN