Dignidad, 25 años de atención a los desfavorecidos inspirados por la guerra de Mozambique

Centro Cívico de Canido 25 aniversario de Dignidad
|

La situación de emergencia humanitaria que vivía Mozambique a finales de los 80 y principios de los 90, en plena guerra civil, fue el germen de la asociación Dignidad, que enviaba recursos a la zona en los barcos de Pescanova. Además de la ayuda humanitaria exterior, sus impulsores echaron la mirada hacia lo que tenían más cerca y detectaron situaciones de desamparo en Ferrol. Así fue como empezaron a distribuir ropa, alimentos y material escolar en la comarca y, casi en el cambio de siglo, abrieron un comedor social los fines de semana.

El camino que ha seguido desde entonces la asociación Dignidad, que ayer celebraba sus 25 años de vida, ha ido parejo a las necesidades de Ferrolterra y a la profesionalización y especialización del trabajo en este sector. Cursos de formación, viviendas tuteladas, apoyo psicológico, nuevos comedores, casas para familias o material médico para personas con dependencia son solo algunas de las necesidades cubiertas por la entidad. El objetivo está siempre puesto en la ayuda a las personas y familias en riesgo de exclusión social. 

Esta historia de solidaridad y trabajo se recordó ayer en el Centro Cívico de Canido con la proyección de un vídeo conmemorativo. El acto de aniversario, al que asistió el director xeral de Inclusión Social, Arturo Parrado, tuvo también espacio para la reflexión de la mano de José Antonio Gil Cuenca, con una charla sobre el compromiso. A continuación, los asistentes compartieron unos pinchos de forma distendida, lo que dio pie también a compartir anécdotas acumuladas durante el último cuarto de siglo.

Dignidad, 25 años de atención a los desfavorecidos inspirados por la guerra de Mozambique