El entorno de los arenales ferrolanos muestra estos días su cara y su cruz

Diario de Ferrol-2018-06-23-005-28dec051
|

Con nueve socorristas en Doniños y otros tantos en A Fragata, cuatro en San Xurxo, seis en Esmelle, cinco en Penencia, dos en Santa Comba, tres en A Graña y dos en Caranza –uno en prácticas– se cubre este año el servicio de salvamento en las playas de Ferrol que, con el buen tiempo de los últimos días, está ya a pleno rendimiento. Las vacantes –se estimaban 52 plazas– se intentarán cubrir con una subvención autonómica a través del servicio Público de Empleo.
Las casetas se han acondicionado, renovado o instalado módulos nuevos y así la de A Fragata/ O Vilar fue renovada por completo –impermeabilización, pintura, estructuras metálicas, paredes...– y la de San Xurxo acondicionada con baños renovados, además de recuperar, dando color, a la imagen de los delfines de Rafael Nadales. También en Penencia se llevaron a  cabo obras en la caseta fija de madera.
Por su parte, en Doniños se va  a retirar la caseta actual y ya se ha instalado un puesto de vigilancia y una caseta de atención y enfermería en la zona de baños y duchas.
Las demás casetas están todas instaladas –Esmelle, Santa Comba y Caranza–, lo mismo que las duchas y aseos, según se informó desde el Concello.
Desbroces
Las mejoras que se han llevado a cabo no son suficientes ni están ejecutadas, a juicio del grupo municipal popular. En este sentido, los ediles Alejandro Padilla y José Tomé hicieron balance del “Barrio a barrio + cidade” que ya ha pasado por Doniños y que ha supuesto, indica el PP, “un nuevo fracaso y una nueva decepción”.
Así, hablan de casetas oxidadas –todavía no ha sido derruida la antigua–, instalaciones en sitios inadecuados –critican que uno de los módulos de Doniños esté en la zona de aparcamiento– y, sobre todo, de la maleza en la parroquia, como mal común en la zona rural.
En este sentido, Tomé criticó que se haga caso omiso de las peticiones de mejora de caminos y alumbrado,  de poda de ramas o de sustitución del suelo de gravilla y arena de los parques infantiles. Las marquesinas “destrozadas”, las losetas rotas en el paseo marítimo o la maleza sin desbrozar en las inmediaciones del local social Doniños-Outeiro son algunas de las críticas al plan de mejora del ejecutivo local.
Los populares se preguntan “dónde está la política para a xente do común que prometía Suárez, cuando ni siquiera cumple con los servicios básicos” y animan al regidor a practicar el “terraceo” en Doniños y explicar a los vecinos por qué hay kilómetros de pistas sin desbrozar.

El entorno de los arenales ferrolanos muestra estos días su cara y su cruz