Localizan bajo el agua de la ensenada de Caranza un vehículo robado

Agentes de la Policía Portuaria ayudan a salir del agua al bombero que se sumergió para comprobar el estado del coche | d. a.
|

Dotaciones de bomberos, Policía Local, Nacional y Portuaria y Guardia Civil se movilizaron ayer hasta el espigón de la ensenada de Caranza ante el aviso de que un vehículo se hallaba sumergido a unos cuatro metros de profundidad y que parte del murete que separa el agua de la zona de tránsito estaba rota.
Al tratarse de una zona por la que transitan puntualmente algunos vehículos, pues da acceso a los pantalanes, el anuncio hizo saltar todas las alarmas ante un posible accidente. Por ello, el equipo de bomberos fue requerido en el lugar para examinar a fondo el turismo de color blanco.
Uno de los agentes fue el encargado de sumergirse para comprobar, finalmente, que ninguna persona se encontraba en el interior del habitáculo y que las puertas y las ventanas no habían sido abiertas.
Tras una segunda inspección ocular se consiguió identificar la matrícula del coche y, así, la Policía pudo ponerse en contacto con la propietaria, quien les confirmó que se trataba de un coche sustraído la noche anterior.
Aunque era un escenario poco probable, para descartar que el turismo se hubiera utilizado para algún tipo de acto violento, se requirió a la mujer las llaves del maletero y se comprobó que tampoco había ninguna persona en el interior.
La Policía Nacional se encuentra ahora investigando todas las pesquisas en torno al robo de este Ford Fiesta y las circunstancias que lo llevaron al fondo de la ría. En principio, según fuentes policiales, todo parece indicar que el coche fue conducido hasta el lugar y arrojado por el pequeño terraplén de unos cuatro metros que separan el agua del espigón. De hecho, se puede adivinar la zona por la que fue precipitado, ya que faltan algunos de los bloques de piedra que forman una barrera de seguridad. El dispositivo atrajo a numerosos vecinos y curiosos a la zona que relataron a los agentes los movimientos que habían visto en las últimas horas.
El vehículo será retirado hoy a primera hora de la mañana para ser explorado a fondo por la Policía ya en tierra.

Localizan bajo el agua de la ensenada de Caranza un vehículo robado