Los trayectos de bajo coste en bus entre Ferrol y Portugal ya son una realidad

Los ferrolanos pueden adquirir los billetes en la página y aplicación móvil de la empresa, así como en el propio bus, con destino Braga u Oporto
|

El transporte de bajo coste llega a Ferrol de la mano de FlixBus, una empresa alemana creada en 2013 por tres jóvenes empresarios que querían hacer posible la idea de viajar de forma sostenible, cómoda y asequible. Con presencia en 28 países, la cadena tiene 35 líneas en España y una de ellas es la que ayer mismo comenzó a operar entre la ciudad naval y Portugal.
Se trata de un trayecto entre Ferrol y Oporto –con cinco paradas, siendo una de ellas el Aeroporto Sá Carneiro–, pudiendo los pasajeros bajarse también en Braga –dos paradas–. Tal y como comentaba la directora de comunicación de FlixBus en España, Elena Compte, el primer autobús que partió ayer “tenía más del 50% de ocupación”.
Los viajes están disponibles a dos horas del día, a las 6.50 y a las 9.05 horas, teniendo una duración de 5.55 horas y 6.45 horas respectivamente. Los billetes pueden obtenerse tanto en la página web de la empresa y en su aplicación móvil como directamente en el autobús, aunque la empresa se encuentra en negociaciones para que sea posible, cuanto antes, adquirirlos en la propia estación de autobuses.
“Precios reales”
El sistema de FlixBus funciona como el de las aerolíneas, por lo que pueden variar en función de la antelación con la que se compran –además de permitir también una maleta y una pieza de equipaje de mano gratuitos–. “Nosotros tenemos un precio mínimo, que en el caso de Ferrol es de 9,99 euros, y a partir de ahí puede variar. Pero son precios reales y no de reclamo, de hecho quieres cogerlo de hoy para mañana te sigue saliendo a ese mismo precio. La diferencia con las líneas aéreas de bajo coste es que nosotros damos calidad”, indica Compte, al tiempo que todos sus autobuses son nuevos o tienen menos de un año de uso, y cuentan con diferentes prestaciones como wifi gratuito, cargadores para móviles y portátiles, espacio extra entre los asientos, aseos y alimentos y bebidas.
Debido a la actual normativa española, desde la empresa de transportes quieren dejar claro que los trayectos no pueden ser nacionales, es decir, un pasajero no puede subirse al bus en Ferrol y bajarse en Vigo –algo que tanto si decide hacerse en coche particular por autopista ronda los 20 euros (más combustible) y en autobús los 16–, por lo que el origen y el destino deben ser en países distintos. “Aunque mucha gente no lo sabe, cada línea de autobús nacional y regional solo la puede operar una empresa, así que por ahora la gente se tiene que conformar con lo que hay”, indica Elena Compte, al mismo tiempo que asegura que en breves podrán confirmar una nueva línea que tendrá su salida desde Ferrol. “El objetivo es que tanto las paradas en la comunidad autónoma como los destinos sigan creciendo en las próximas semanas para ofrecer un mayor servicio a los gallegos y también dar a conocer a un público internacional más amplio la riqueza cultural y turística”, aseguró.
Santiago, Pontevedra y Vigo son las otras estaciones en las que presta servicio FlixBus y, próximamente, también estarán presentes en la de A Coruña. “Estamos tratando de abrir los ojos a las personas y a las administraciones. La competencia siempre beneficia al usuario, más oferta de horarios, más opciones para viajar, mejores precios y más calidad”, destacan desde la compañía, cuyo sistema de trabajo se basa en la firma de acuerdos con empresas locales de transporte con experiencia en el sector; en el caso de Galicia con la ourensana IberoCoach. l

Los trayectos de bajo coste en bus entre Ferrol y Portugal ya son una realidad