“Este equipo tiene un carácter especial y se crece ante la adversidad”

Baloncesto Liga Femenina Star Center-Bembibre
|

En apenas dos días, el Star Center Uni Ferrol vivirá el acontecimiento más significativo de su historia. El cuadro departamental se mide mañana viernes al Araski en la eliminatoria previa de la Copa de la Reina, a la que accedió tras acabar la primera vuelta de la liga regular en la sexta posición. Un significativo premio a una temporada de ensueño en la que, a pesar de los contratiempos –dos de sus jugadoras foráneas abandonaron precipitadamente el club– y sus limitaciones de presupuesto, el club ha dejado casi sentenciada su permanencia y, mientras tanto, disfruta de un acontecimiento como este torneo. 
El único lunar, la reciente lesión de Ana Suárez, que priva al Star Center Ferrol de una de sus jugadoras más determinantes. Un contratiempo que su técnico, Lino López, confía en que también sepan asimilar y superar.

– ¿Cómo llega el equipo física y mentalmente a esta fase final de la Copa de la Reina? 
– Creo que llegamos bien físicamente y, sobre todo, con mucha confianza. Es cierto que tenemos el hándicap de la baja de Ana Suárez, pero el equipo ya demostró la pasada semana en una cancha tan complicada como la de Gipuzkoa que puede competir igual y que hay jugadoras que, en su ausencia, pueden dar un paso adelante.

– ¿Les pesa mucho esa ausencia de Ana Suárez?
– Es innegable que Ana Suárez es un referente para el equipo. No estamos hablando de una jugadora de rotación, de alguien que no juegue, sino que es la jugadora nacional más valorada de la liga. Pero en las dos últimas temporadas nos ha pasado de todo y el equipo siempre se crece ante la adversidad, tiene un carácter especial, así que sé que también se va a reponer de esto.

– El formato en el que se disputa la competición hace que el torneo sea imprevisible, ¿cuáles son las aspiraciones reales del Star Center?
– En partidos tan importantes como los que se juegan en la Copa hay muchos condicionantes. Son muchos los factores que pueden influir. Hay jugadoras que se crecen con la presión, a otras les puede ese ambiente, el público... al final, los partidos se deciden por pequeños detalles. Yo a lo que aspiro es a que seamos competitivos y, sobre todo, a que disfrutemos de un torneo así.
- La falta de experiencia puede jugar en su contra pero, sin embargo, no tener presión lo hará a su favor.
– Es cierto que en nuestro equipo solo Ana Suárez y Patri Cabrera habían jugado antes una fase final de la Copa. Pero creo que el equipo está bien conjuntado y, como decía antes, tiene un carácter especial, sobre todo en situaciones anómalas como esta, en las que las cosas son tan diferentes a, por ejemplo, la liga. Por eso estoy convencido de que vamos a hacer un buen papel. Además, como apunta, para nosotros estar ahí es un premio del que tenemos que disfrutar. Hemos trabajado mucho para vivir un momento así y hay que disfrutarlo sin presión, intentar hacer lo que hemos hecho durante toda la temporada y nada más. Quizás haya equipos que tiene más obligación de estar en la final, pero no es nuestro caso.

– ¿Qué supone para un club como el Universitario alcanzar la fase final de la Copa? ¿Cómo lo vive alguien “de casa” como usted?
–  El club ha trabajado mucho. Si ya es un milagro que podamos estar en Liga Femenina, encima vivir una competición así lo es mucho más. Es un premio que se merece la entidad, pero también gente como su presidente, Leopoldo Ibáñez, que ha invertido muchas horas de trabajo y sufrimiento para conseguir un euro y pelear porque Ferrol tenga un equipo en la máxima categoría. Para mí, poder vivir esta situación en “casa”, en el club que me vio nacer como entrenador es un privilegio. Pero, sobre todo, es importante ver cómo ha crecido el Universitario en estos últimos años. La primera temporada que entrené en Liga Femenina 2 en el pabellón no había mucha más gente que nuestra familia y amigos... ahora Esteiro se llena y ver cómo está viviendo la ciudad y la gente esta Copa es para estar orgulloso. 

–Está claro que el equipo está generando gran ilusión esta temporada.
–En el último partido que jugamos en Bembibre había una grada con aficionados del Uni. Eso nunca nos había sucedido antes. Para nosotros, ese ambiente, la repercusión social que está teniendo, te anima a seguir haciendo las cosas bien y a trabajar en esa línea. Ahora, con la fase final de la Copa, la gente nos para por la calle, nos anima, nos pregunta, y conseguir que la ciudad se identifique con el Universitario es ya un gran logro.

–Centrándonos en el toreo, háblenos de Araski, su primer rival en la previa. Llega a la Copa tras encajar cuatro derrotas seguidas en la liga. ¿Está perdiendo fuelle?
– Es cierto que desde que se fue Gidden ha sido más irregular. Su sustituta Gisela Vega es una jugadora contrastada, con experiencia en Liga Femenina y mucho talento, pero llevaba tiempo sin entrenar y le está costando un poco, pero no me cabe duda de que Araski va a estar peleando hasta el último momento por estar arriba. Son un equipo con una rotación amplia, que juega bien y muy trabajado desde el banquillo. Sin duda, una de sus virtudes es que son un equipo en todos los sentidos: en defensa y en ataque, un grupo que trabaja unido y de ahí su fortaleza. En el partido de la primera vuelta fue muy superior a nosotros, que apenas pudimos competir. Espero que ahora sea muy diferente. 

- ¿Se atreve a hacer una quiniela de favoritos para el título?
– Aunque juegan de forma muy diferente entre ellos, yo creo que Perfumerías Avenida y Spar Girona están un punto, como mínimo, por delante del resto. Pero el año pasado, con la victoria de Conquero, ya se demostró que el baloncesto se juega partido a partido y aspectos como la presión, o incluso el hecho de jugar en casa, pueden actuar en su contra. Nunca se sabe pero, sin duda, son los candidatos a jugar la final.

“Este equipo tiene un carácter especial y se crece ante la adversidad”