Sanidad niega que la crisis económica repercutiese en la salud infantil

21 enero 2015 página 03 A Coruña.- La población de mayores de 65 años aumentó en un 9% en el último lustro
|

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sostiene que, según los indicadores que maneja este departamento, “no hay ningún dato que haga pensar que la crisis haya repercutido en la salud general de la población infantil”.

Sanidad responde así a la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), que presentó un documento, según el cual “ya hay pruebas científicas suficientes para afirmar que el grado de pobreza infantil alcanzado en España dejará efectos indelebles en la salud de los niños”.

Fuentes del departamento que dirige Alfonso Alonso sostienen que el hecho de haber mantenido las prestaciones básicas, especialmente para los niños, como sanidad, educación, servicios sociales ha provocado que “las estadísticas de salud sigan mejorando, incluso en los momentos en los que las consecuencias de la crisis se han hecho notar más”.

Así, de acuerdo con el Informe del Sistema Nacional de Salud 2013, aprobado esta misma semana por el Consejo Interterritorial, España no es sólo uno de los países con mayor esperanza de vida (82,3 años) sino también con más esperanza de años saludables de vida (66,5). Además, más del 75% de la población percibe su salud como buena.

En cuanto a los niños, el estado de buena salud percibido de los menores de 0 a 4 años es del 91,56 % (85,87 % en 2006) y de los de 5 a 14 años es de 93,91 % (90,23 % en 2006), según los datos aportados por los padres o tutores.

Además, por primera vez España cuenta con un calendario de vacunación común, al que se ha incorporado este mismo año una nueva vacuna, entre ellas la del neumococo y que es “uno de los más completos de Europa”.

La cobertura de la vacunación infantil fue superior al 95 %, puntualizan estas fuentes.

La mortalidad infantil es una de las más bajas de los países desarrollados: 3,2 defunciones de menores de un año por cada 1.000 nacidos vivos en nuestro país, frente a 4,1 en la OCDE, y la tendencia de incremento de recién nacidos con bajo peso se ha frenado: en 2013, los nacidos con menos de 2,5 kilos fueron el 8 %.

Según el Ministerio de Sanidad, “el estado de salud de los niños, en general, es bueno, y las enfermedades crónicas más prevalentes en la edad pediátrica son las alergias y el asma, como ocurre en la mayoría de los países desarrolladas”.

No obstante, este departamento, “consciente de las secuelas que deja las situaciones de vulnerabilidad social en las familias y en los menores”, recuerda que el Gobierno está promoviendo financiación de proyectos de asistencia integral en todos los ámbitos.

“Gracias a los 32 millones del último fondo y al fondo europeo que empezará a aplicarse a partir de este año, y por el que España recibirá más de 560 millones de euros hasta 2020, el Gobierno, las comunidades y las entidades impulsarán programas de atención y asistencia social, educativa y sanitaria con el fin de favorecer la inclusión y una adecuada alimentación”, concluyen fuentes gubernamentales.

Sanidad niega que la crisis económica repercutiese en la salud infantil