La CIG denuncia el abandono en la vigilancia de las zonas de extracción del percebe

La zona entre punta Frouxeira y Prioriño es una de las más afectadas por la extracción ilegal de percebe | e.c.
|

La Federación Galega de Alimentación, Mar y Transporte de la CIG (FGAMT-CIG) ha denunciado la dejadez en la actuación de las administraciones públicas respecto a la vigilancia de la zona de extracción del percebe en la ría de Ferrol. La Federación señala que en los últimos tiempos están actuando una gran cantidad de furtivos y que “muchas de estas personas se dedican a otras actividades laborales y lo vienen haciendo con total impunidad”.

A pesar de los requerimientos realizados por el sector, explica, Francisco Xabier Cartelle, de la FGAMT de Ferrol, la Consellería “no pone medios para que se realice una vigilancia correcta y una actuación que impida que se esquilmen los recursos de los que dependen gran número de familias de la comarca ferrolana”.

Inciden desde el sindicato nacionalista que “son los propios profesionales del sector los que se ven en el deber de tener que perseguir está actividad ilegal”. Sin embargo, censuran que incluso cuando “ponen en conocimiento de las autoridades a las personas infractoras, las fuerzas del orden ni aparecen o directamente no actúan, bien por falta de medios, bien por falta de jurisdicción o por simple dejadez”.

En este sentido, Cartelle añade que en los últimos meses se está acreditando por parte de muchos mariscadores “una preocupante e inadmisible dejadez y relajación en cuanto a perseguir el furtivismo relativo al percebe y, de manera más notoria en la zona comprendida entre punta Frouxeira y Prioriño”, detalla.

Así las cosas, desde la central sindical se demanda que se adopten medidas para que se garantice el cumplimiento de la ley y se protejan los recursos percebeiros “que son sustento de un importante número de trabajadores de la comarca”.

El coordinador del partido Vía Centrum en Ferrol, Jorge Álvarez, también ha condenado “el descontrol existente en la explotación marisquera en la ría”. Asimismo, considera que existe una absoluta “inacción por parte del concello de Ferrol por no demandar al ejecutivo autonómico las oportunas actuaciones”


Última redada
Las propias cofradías han denunciado también un repunte en el número de furtivos en la ría. No en vano, esta misma semana la Guardia Civil de Ferrol llevó a cabo un amplio operativo con apoyo de los guardacostas y los pósitos en el que se identificó a una docena de personas y se requisaron cerca de 200 kilos de berberecho.

Las autoridades informaron, además, que en el momento de la aprehensión el riesgo de toxina era alto, por lo que estos mariscadores ilegales podrían enfrentarse a un delito contra la salud pública si los resultados toxicológicos del bivalvo incautado son positivos.

La CIG denuncia el abandono en la vigilancia de las zonas de extracción del percebe