Los rojiblancos alcanza las siete jornadas sin ganar

Deporte Campeón-2015-01-26-014-2337954d
|

El Lugo y el Mirandés se han repartido el protagonismo y los puntos en el Ángel Carro en un duelo con mucho ritmo en el que cada equipo dominó una mitad.

El resultado, en cualquier caso, beneficia más a los burgaleses, que siguen a tres puntos de la promoción de ascenso, que a los gallegos, que acumulan siete encuentros sin ganar (3 puntos de 21 posibles) y solo han ganado dos de los últimos quince compromisos.

El Lugo lleva desde hace tiempo con la suerte en contra y ayer sufrió el primer percance a los nueve minutos con un pinchazo muscular que obligó a Jonatan Valle a pedir el cambio.

Quique Setién retocó el equipo con la entrada de Álvaro Peña, pero el Lugo apenas funcionó en campo rival, donde sucumbió ante la presión del Mirandés, que no tardó en acercarse con peligro.

El conjunto burgalés se adelantó a los 34 minutos de partido con un golazo de Pedro Martín, a quien Pavón dio el tiempo y espacio suficiente en la frontal del área para que disparara a portería y colocara el balón lejos del alcance de José Juan.

El Lugo empató a los 58 minutos gracias a una asistencia de Diego Seoane, que en su debut con el Lugo, al que llegó cedido por el Deportivo, sirvió un centro medido al segundo palo para que Lolo Plá cabeceara con comodidad al fondo de la red.

El Lugo disfrutó entonces de sus mejores minutos y fue un vendaval al que solo le faltó acierto en un disparo de David López y dos acciones aéreas que protagonizó Iriome.

Los rojiblancos alcanza las siete jornadas sin ganar