Pesar por el fallecimiento de Rogelio Bermúdez

Rogelio Bermúdez fue premiado hace unos años en la Gala do Deporte Ferrolán en reconocimiento a su trayectoria | luis polo
|

La familia del OAR Ferrol y del baloncesto de la ciudad naval está de luto por el fallecimiento de una de sus personas más queridas: Rogelio Bermúdez Rodríguez. El que durante muchos años fue preparador físico y readaptador del principal conjunto del baloncesto ferrolano, y luego desarrolló su labor en otras escuadras como el Club Baloncesto Galicia, Ferrol CB, Basketmi o Baloncesto Narón, murió ayer a los 75 años debido a una enfermedad que se aceleró últimamente.

“Flete”, como Rogelio Bermúdez era conocido entre sus más allegados, comenzó su  vinculación con el baloncesto en su faceta como jugador –formó parte del equipo de la Empresa Nacional Bazán antes de que este se deshiciese y del Tirso de Molina–. Sin embargo, desde principios de la década de los 80 se decantó por el trabajo como masajista, siguiendo los consejos de José Luis Torrado, El Brujo. El que fue recuperador del OAR Ferrol combinaba esta labor con su labor en la Bazán, en donde trabajó varias décadas.

Viudo desde hace casi dos meses y padre de dos hijos, María y Ángel –que también desempeño su trabajo como masajista en varios equipos de la ciudad–, los restos mortales de Rogelio Bermúdez serán incinerados esta mañana y sus cenizas será depositadas en la más estricta intimidad.

Todos los clubes de baloncesto de la ciudad naval, así como la Federación Galega, expresaron su pesar.

Pesar por el fallecimiento de Rogelio Bermúdez