El cierre del parking de Armas completa la peatonalización de la calle Real

La calle Real entre Tierra y Rubalcava será peatonal desde el día 1 de septiembre | emilio cortizas
|

La próxima semana será determinante para el futuro de la plaza de Armas tras el largo periplo por el que ha pasado la iniciativa de reforma de ese espacio al que, como recogen los informes técnicos, se le ha acabado su vida útil.
Una vez que la Xunta ha informado al Concello, ratificando así lo que ya afirmaba el ejecutivo local en enero de 2017, de que no se precisa ningún informe de la Dirección Xeral de Urbanismo, ya que el desarrollo del plan especial y las actuaciones en A Magdalena corresponden al organismo municipal, el gobierno de Jorge Suárez llevará el lunes a Xunta de Goberno Local la aprobación del proyecto básico y de ejecución para la remodelación de la plaza de Armas.
Así lo anunciaron el alcalde, Jorge Suárez, y la edil de Urbanismo, María Fernández Lemos, que indicaron que, una vez recibida la última resolución de la Xunta, queda despejado el camino para iniciar de inmediato el procedimiento administrativo de aprobación y contratación del proyecto, que tiene un plazo de ejecución aproximado de entre seis y nueve meses desde la firma del acuerdo.
La medida se compagina en el tiempo con el cierre definitivo del estacionamiento subterráneo, ya anunciado, y la peatonalización del tramo de la calle Real entre Tierra y Rubalcava, que comenzará a aplicarse desde el próximo 1 de septiembre, con la señalización pertinente.
El regidor recordó el “longo camiño” para llegar a la reforma de la plaza, indicando que finalmente “se impón a legalidade e o sentido común”. La concejala de Urbanismo recordó que las dilaciones y las pegas administrativas en los despachos autonómicos durante estos cuatro meses han ralentizado los plazos de reforma, que podría haber estado iniciada.
El contador se pone ahora en marcha para el inicio de la esperada reforma, que responderá al proyecto surgido del concurso de ideas y que bajo el lema “Lugar de todas” y la autoría de Carlos Pita Abad, pretende recuperar la esencia de la plaza, sin estacionamiento subterráneo.
El cierre del parking bajo la superficie responde, entre otras cuestiones, a razones de seguridad y falta de mantenimiento del mismo, además de, como explicó la responsable del área, ser innecesario, habida cuenta de un superávit de plazas de 1.700 en la ciudad naval.
En cuanto a la peatonalización total de la calle Real, permitirá que los ciudadanos puedan circular sin toparse con vehículos desde la plaza de España a la de Amboage. Hoy en día, ya solo el tramo entre las calles Tierra y Rubalcava está abierto a la circulación rodada, para favorecer la entrada y salida al parking.
Desde Seguridad y Tráfico se instalarán en breve las pertinentes señalizaciones y se decretará el corte al tráfico, apostando por la peatonalización y consiguiendo un centro “máis sostible de acordo cos principios de mobilidade”, como indicó Suárez. l

El cierre del parking de Armas completa la peatonalización de la calle Real