Un total de 55 voluntarios recogen más de 4.000 kilos de basura marina

|

Más de medio centenar de personas –30 buceadores, 10 pilotos de embarcación y 25 voluntarios en tierra– participaron ayer en la IV Gran Limpieza Nacional de Fondos Marinos en el muelle de Curuxeiras, con el objetivo de lanzar una advertencia sobre los peligros que conllevan las basuras mediante una acción ejemplar.
Desde las nueve de la mañana y hasta las 12.30 horas, los voluntarios recogieron suficiente basura como para llenar un contenedor con capacidad de 4.000 kilos con ruedas, hierros, redes, nasas, baterías, botellas y zapatillas, entre otros. “Hemos descubierto una especie nueva en la ría, el neumático”, señalan desde el Club do Mar, entidad coordinadora de la iniciativa a nivel local, aunque también señalan que, a pesar del auténtico vertedero que se encontraron, había mucha vida en los fondos marinos.
Aunque se trata del cuarto año que se lleva a cabo esta iniciativa, desde la Red de Vigilantes Marinos indican que es una pena ver como, edición tras edición, se siguen encontrando toneladas de basura por todo el litoral. “Creemos que estas acciones de conciencia deben servir para insistir en el necesario cuidado de nuestro medio”, destacan desde el Club do Mar. Cabe destacar que los residuos sólidos que llegan a los mares y océanos ocasionan la muerte de más de un millón de aves y cien mil tortugas y mamíferos anualmente.
Con todo, la solidaridad de personas como las que se dieron cita ayer en Curuxeiras contribuyen al fomento de un medio más sano. El pasado año la comarca tuvo a Ares como representante de esta gran limpieza, lugar en el que se consiguió retirar del mar 1.000 kilos de residuos. l

Un total de 55 voluntarios recogen más de 4.000 kilos de basura marina