Betanzos se rinde a la juerga y el buen humor en una nueva jira de Os Caneiros

|

Cada 18 de agosto Betanzos se convierte en una ciudad “cuasi fantasmal” porque sus vecinos, grandes y niños, abuelos y nietos, se asoman al río para disfrutar de la segunda gran cita del San Roque, la romería de Os Caneiros. Desde A Ponte Vella hasta Armea, pasando por Os Ánxeles y San Xiao, miles de personas se entregan a una fiesta que conjuga la tradición y la juerga.
Ayer, litros y litros de vino llenaron en entorno del río Mandeo, como cada año. El hecho de que la primera jira cayera en jueves no afectó a la afluencia de gente. Y es que los betanceiros responden fieles a la mayor tradición festival del verano. También contribuyó el buen tiempo: sol y buenas temperaturas pusieron el escenario perfecto para una fiesta en la que cada uno llega vestido como quiere, pero todos acaban igual: teñidos de vino y con la ropa hecha jirones.
La primera jira a Os Caneiros, que estuvo amenizada por las charangas DGT y NBA, finalizó sin incidencias de consideración, según informaron desde Cruz Roja y Protección Civil. A pocas horas de terminar la fiesta, Protección Civil no había realizado ningún traslado de pacientes en zodiac desde el campo de Os Caneiros. Los integrantes del operativo de emergencias también destacaron que fue una jornada mucho más tranquila que las de ediciones anteriores.
En total, más de un centenar de personas entre voluntarios de Protección Civil de Betanzos y diversos ayuntamientos de la Comarca, Cruz Roja, Policía Local, Guardia Civil y personal de los servicios municipales velaron por la seguridad de los presentes en la fiesta. Además de los puestos base de urgencias que se dispusieron en el paso de la Tolerancia y en el campo, varias zodiac de Protección Civil recorrieron el río en labores de vigilancia toda la jornada.

Betanzos se rinde a la juerga y el buen humor en una nueva jira de Os Caneiros