El Narón sufrió para ganar un partido que tenía enfilado

|

BALONCESTO

B.CORUÑA-B.NARÓN: 83-88

Al Baloncesto Narón se le complicó más de lo esperado un partido que tuvo bajo control durante los tres primeros cuartos pero en el que un exceso de relajación a punto estuvo de costarle un disgusto.
El conjunto que dirige Suso Varela hizo bueno todo lo que había preparado durante la semana y, sacando partido de su superioridad en varias parcelas del juego, fue capaz de tomar las riendas en el marcador. Sobre todo ofensivamente, el Baloncesto Narón rayó a muy buen nivel en un primer cuarto en el que acumuló una renta de quince puntos (14-29).
Aunque a partir de ahí el juego resultó más equilibrado, los naroneses continuaron ejerciendo un control absoluto e, incluso, aumentaron esa diferencia, llegando al arranque del último parcial con 18 puntos de ventaja. Fue entonces cuando un exceso de relajación, unido a una notable mejoría en el acierto por parte de los herculinos, dio un giro radical al partido. Adrián Rodríguez, que marcó 42 puntos, comandó una remontada espectacular del Leyma Basquet Coruña que, a dos minutos del final, había hecho lo más difícil, empatar. Fue ahí cuando el Narón volvió a enfundarse el mono de trabajo y, con un triple de Pino y una canasta más adicional de Armenio Pazos sentenció el duelo.

El Narón sufrió para ganar un partido que tenía enfilado