La sonrisa que consigue quitar a los demás las ganas de reír

Un “payaso diabólico” camina por una calle de A Coruña ep
|

Primero aparecieron en las redes sociales, donde colgaron fotos en los que se les veía en lugares emblemáticos, como la Torre de Hércules o el parque de Santa Margarita. Ahora comienzan a ser fotografiados por transeúntes en las calles, armados con lo que parece ser cuchillos. Estos “avistamientos” confirman que ha llegado hasta A Coruña la moda de los “payasos diabólicos” o “siniestros”; individuos que se visten como estos sonrientes personajes para sembrar el miedo aprovechando la llegada del Halloween.


Lo que causa inquietud entre la población es que algunos casos han ido más allá de una simple “payasada”: a veces uno de estos individuos a cometido una agresión, o ha sido agredido por una persona a la que pretendía asustar. Esto fue lo que ocurrió el lunes en Berlín: un joven de 16 años, disfrazado de payaso y armado con un martillo, intentó atemorizar a un grupo de adolescentes. Uno de ellos, de 14 años, en lugar de huir, sacó un cuchillo de su bolsillo y se lo clavó.


Muchos coruñeses todavía se resisten a creer que la moda ha llegado a la ciudad, y que desde detrás de cualquier esquina puede saltar un “clown” terrorífico. Las redes sociales aseguraban que muchas de las imágenes que estaban retocadas, y muchos mostraban el rechazo a unos personajes (algunos amenazando precisamente reaccionar de forma violenta) porque están consiguiendo que el miedo se cuele en lo que hasta ahora era solo una diversión carnavalesca.


Pero si muchos se resisten a creer que el peligro es real, las autoridades están preocupadas. Por eso la Policía Nacional aconseja a través de sus perfiles en redes sociales ser prudentes y piden que no se compartan publicaciones que puedan crear alarma social. “Si te encuentras a alguien así disfrazado, no entres en provocaciones, utiliza tu sentido común y si estás en una situación de riesgo, llama al 091 facilitando todos los datos (ubicación exacta, peligro concreto, características físicas…)”.


Además, recuerdan que la exhibición de objetos peligrosos para la vida e integridad física de las personas con ánimo intimidatorio está prohibida. Pero, sobre todo, para vencer a esta peligrosa moda de los payasos, recomiendan originalidad: aseguran que este disfraz está ya muy visto, y aconsejan a los que quieran dar miedo en la calle que busquen otros que no quiten a los demás las ganas de reír.

 

La sonrisa que consigue quitar a los demás las ganas de reír