Reportaje | “Para dar una cobertura total necesitaríamos 4.000 kilos de alimentos al día como mínimo”

El pasado año, la entidad recaudó más de 90 toneladas, una cifra con la que tienen que dar cobertura a miles de personas
|

Se acerca la época navideña y, como cada año, en el Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial) de Ferrol ya están pensando en llenar su despensa para tener provisiones durante el próximo año. Así, el 30 de este mes y el 1 de diciembre, voluntarios de la entidad llevarán a cabo la tradicional Gran Recogida en unos cuarenta supermercados de la comarca, intentado superar las más de 90 toneladas recogidas en 2017.
“La verdad es que la gente sí colabora mucho en la comarca; el año pasado nos sorprendió esa cifra porque estamos todo el año pidiendo y yo entiendo que puedan estar cansados o incluso que haya cierta duda de si realmente llegan las donaciones, pero es importante que sepan que damos cobertura a unas 4.000 personas y que, poniendo que comiesen un kilo de comida al día, necesitaríamos 4.000 kilos cada jornada para atenderlos a todos”, indica el delegado en Ferrol de Balrial, Manuel González, que insiste en el millón y medio de toneladas anuales de alimentos que harían falta para dar la cobertura necesaria.
Unos 44 supermercados participarán este año en la Gran Recogida –a los habituales, en esta ocasión se suma también Mercadona–, repartidos por distintos concellos de la comarca: Ferrol, Narón, Valdoviño, Cedeira, Cariño, Ares, Fene, Neda, As Pontes y Ortigueira. Para llevar a cabo esta acción, el Banco de Alimentos precisa de un gran número de voluntarios –cuenta con una veintena de fijos que colaboran durante todo el año–, por lo que animan a todo aquel que esté interesado a ponerse en contacto tanto por Whastapp (698 160 281) como en sus redes sociales o en su almacén –10.00 a 13.00 horas–.

Colaboración
“Haciendo el cálculo, si son 44 supermercados y la recogida dura dos días necesitaríamos a 30 personas por centro porque las jornadas son de dos horas y en cada una tiene que haber un mínimo de dos personas. Por tanto, lo ideal sería contar con 2.600 colaboradores, pero sabemos que es un poco improbable; el año pasado tuvimos 800, pero este todavía queda mucho para alcanzar esa cifra”, destaca González.
“Queremos que la gente se anime y que piensen que nos puede tocar a cualquiera y que el hambre no se ve. Hoy (por ayer) mismo tuvimos una persona en el almacén que vino a pedir comida desesperada y nosotros, como no podemos dar alimentos, la derivamos a los sitios oportunos. Cada año aumenta el número de personas a las que atendemos y no sé por qué. Es fundamental que la gente empatice”, asegura.
El banco trabaja actualmente con 45 entidades y bebe de tres fuentes: lo que se recauda en los supermercados y campañas solidarias; los fondos procedentes del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) y los del Fondo Galego de Garantía Agraria (FOGA).
“Este año algunos de nuestros organismos no solicitaron los FEGA y es una pena, porque se perdió la oportunidad de contar con toneladas de comida, así que los alimentos hacen más falta que nunca. Ojalá pudiésemos dar a las entidades todo lo que necesitan pero, proporcionalmente, hacemos lo que podemos”, asegura Manuel González. Asimismo, el miembro de la entidad ferrolana recuerda la importancia de los colaboradores económicos, gracias a los cuales se podrían tener fondos para disponer de alimentos específicos para intolerancias.
Necesidades 
“Como siempre, lo que más falta hace es la leche y después, los alimentos infantiles, tanto potitos, como cereales y demás también son muy necesarios”, explica.
Serán los voluntarios de Balrial los que informen los dos días de la Gran Recogida de todos los alimentos necesarios, entre los que también se encuentran los platos preparados, las conservas tanto vegetales como de pescado, los precocinados, el arroz y la pasta y los condimentos como el tomate frito, el vinagre o el aceite.l

Reportaje | “Para dar una cobertura total necesitaríamos 4.000 kilos de alimentos al día como mínimo”