La residencia San José espera el fallo para expulsar a una monja

encendido navideño en la residencia de mayores de Piñeiros
|

El juzgado número 5 de Ferrol hará pública su sentencia en los próximos días sobre la demanda de expulsión de una monja, María Soledad Gavira Golpe, debido a su conducta en el centro.
La acusación, que lleva Sanesteban Díaz Abogados, señala que durante el juicio celebrado el pasado martes, tanto la madre superiora como la trabajadora social, terapeuta y una interna fueron unánimes al declara que la conducta de la monja en el centro no era la adecuada para la convivencia.
De este modo, Sanesteban cree que es la primera vez en Ferrol que una residencia llega a la vía penal para echar a una interna, pero “la mujer no quiere irse. Se le invitó a abandonar el centro varias veces”.
Según el abogado “la mujer no queda desamparada. Tiene una pensión media. Hace vida social, sale todos los días y queda con gente”. Además “dice ella que da clases en una asociación de vecinos. No es una persona dependiente”.
Señala como principales incidentes que acumula enseres en su habitación quema plantas y en una ocasión cambió la medicación de los internos.

La residencia San José espera el fallo para expulsar a una monja