Vecinos del parque Pablo Iglesias protestan por la instalación de un tanque de tormenta

imagen de los participantes en la concentración de ayer en el parque infantil luis polo
|

Un grupo de vecinos de Esteiro se concentró ayer en el parque Pablo Iglesias para expresar su oposición al lugar elegido para instalar el tanque de tormenta dentro del proyecto de saneamiento de la ría cuyas obras están próximas a comenzar. La convocatoria no partió de la Asociación Veciñal, como informamos ayer, sino de un grupo de afectados que explicaron la situación a los interesados en una reunión que tuvo lugar el viernes en el local de la entidad. Si bien esta se ha desmarcado de la protesta de ayer, su presidente, Miguel López, no descartó que puedan sumarse a la iniciativa una vez que la conozcan en detalle, ya que hasta el momento la asociación no tiene información técnica alguna con respecto al citado tanque de tormenta.
La oposición al proyecto parte de residentes en el conocido como “edificio del gusano”, que recabaron la participación del arquitecto Miguel Reimúndez en la asamblea del viernes para que explicase a los participantes otras alternativas al referido tanque de tormenta.
Según explicaron los promotores de la protesta, esta infraestructura estará situada en la zona de juegos infantiles del parque Pablo Iglesias –incluso se han marcado en color naranja ya algunos árboles y farolas afectados por el proyecto–. El tanque tendrá unas dimensiones de 30x40 metros y cinco de profundidad para almacenar las aguas pluviales y fecales cuando haya tormenta y la red de alcantarillado no pueda absorber todo el caudal . Sobre él se situará un edificio de cuatro metros de altura y 14 metros cuadrados de planta.
Los asistentes a la reunión expresaron su preocupación por las molestias de olores y ruidos que provocarán estas instalaciones y por el lugar elegido para el emplazamiento, en la segunda zona verde más grande de la ciudad tras el parque Reina Sofía. También criticaron que las obras vayan a comenzar en verano y se mostraron partidarios de pedir un cambio de emplazamiento o, en su defecto, que se reinstale en otro lugar la zona de juegos infantiles.

Vecinos del parque Pablo Iglesias protestan por la instalación de un tanque de tormenta