A Malata, el fortín deseado

Pablo Rey, capitán racinguista, espera darle un plus ofensivo al equipo ferrolano pedro puig
|



Después de sumar ante el Caudal de Mieres el primer punto de la competición liguera, en el partido que este domingo lo enfrenta al Guijuelo el Racing espera lograr su primera victoria del campeonato. Porque el equipo ferrolano cree que el rendimiento que demuestra como local será decisivo a la hora de determinar si va a acabar la liga regular en las primeras plazas o si, por contra, lo hace lejos de ellas. Así lo considera Víctor Vázquez, que espera que de A Malata se escape el menor número posible de puntos. “Aquí tenemos que hacernos muy fuertes”, considera el defensa.
El central de Marín, baja en el primer encuentro del campeonato liguero por la sanción que recibió tras su expulsión en el último partido de la pasada temporada, vuelve con la intención de ayudar al cuadro verde a empezar a sumar de tres en tres. “Siendo el primer choque que jugamos delante de nuestra gente, tenemos que sacar lo mejor que llevamos dentro para conseguir la victoria”, razona el defensa. El hecho de que sea el cuadro verde el que tiene que llevar el peso del juego es otro de los argumentos que se quiere aprovechar esta vez.

dificultades
El central racinguista, sin embargo, recuerda las complicaciones que el Guijuelo –equipo que tradicionalmente empieza las temporada como candidato a colarse entre los cuatro primeros– le suele dar al Racing y que espera también en esta ocasión. “Siempre son partidos muy igualados, pero siendo en esta ocasión tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos para conseguir de esta manera los tres puntos en el primer choque ante la afición”.
Será la oportunidad de empezar a aproximarse a las posiciones que, al final de la liga regular, clasifican para la fase de ascenso a la categoría de plata.

A Malata, el fortín deseado