UCOA pide al Ayuntamiento que se ponga al frente de la organización de la feria medieval

imagen de archivo del último pregón de un encuentro que se celebra en el verano d. alexandre
|

La Unión de Comerciantes e Autónomos Eumeses (UCOA) solicita al Concello de Pontedeume que se haga cargo de la organización de la feria medieval que desde hace tres años se celebra en el municipio coincidiendo con el verano. El presidente de la entidad, Antonio Piñeiro, destaca que el programa representa beneficios “para todos” y que se trata de una cita que “le gusta a la gente”.

Esta simbiosis hace que cada año haya ido a más la participación de los vecinos en una fiesta que, además, sirve de escaparate tanto del pueblo como del comercio y la hostelería que en él existen.

Desde la entidad que representa a los comerciantes eumeses se considera necesario conocer el interés que puede tener el Concello de ponerse el frente de una convocatoria ya que, de no ser así, “será necesario buscar otras alternativas”.

La contratación de una empresa especializada o la posibilidad de que sean los comerciantes los que se pongan al frente de la cita son las opciones que a día de hoy se bajaran. No obstante, tal y como abandera el presidente de UCOA, la primera posibilidad “siempre” pasa por situar al Concello al frente de la organización, “porque hacerse se tiene que hacer”, señala.

La celebración de la feria medieval de Pontedeume partió de un grupo de vecinos que veían cómo otras citas que se celebraban en municipios limítrofes iban cosechando éxitos, mientras que Pontedeume –una de las villas medievales mejor conservadas de Galicia– se quedaba al margen de una iniciativa que tiene un importante tirón popular. Y así fue durante los tres años que se llevó a la práctica. La respuesta de la gente nunca fue el problema, según UCOA.

El motivo que ahora lleva a la asociación de comerciantes a solicitar la colaboración del Concello para llevar a cabo una nueva edición de la feria hay que situarlo en el contexto del desencuentro que se produjo entre los organizadores del programa y los responsables municipales con motivo de la última edición de la feria. Tal fue así, que a partir de ese momento, aquellas personas que habían asumido prácticamente en solitario la organización del evento dieron por concluida su participación en el programa. Pero los comerciantes parece ser que no están dispuestos a prescindir de la fiesta.

 

UCOA pide al Ayuntamiento que se ponga al frente de la organización de la feria medieval