Carlos Ladra | “Ha sido un aterrizaje forzoso, sin traspaso de poder ni información”

Entrevista al alcalde Carlos Ladra en el Concello de Cabanas
|

Carlos Ladra (PSOE) accede a la Alcaldía de Cabanas gracias al apoyo otorgado en la investidura por los dos concejales del BNG y la edil de AEC con los que se ha formalizado un pacto de gobierno para dirigir el Concello los próximos cuatro años.

¿Qué les llevó a cambiar a uno de sus interlocutores, concretamente a la Marea, de cara al pacto?
Una vez supimos los resultados electorales tuvimos una primera toma de contacto con Marea de Cabanas y con el BNG. Lo primero que hicimos fue entendernos con la segunda fuerza progresista más votada, el Bloque. Alcanzado este objetivo, buscamos el segundo apoyo que necesitábamos para la mayoría absoluta. Tendíamos más a la Marea, por ser una fuerza de izquierdas y parecernos que habría más entendimiento, pero también tuvimos el mismo día una reunión con AEC e incluso la llegamos a tener con el PP porque en nuestro ánimo está llegar a entendimientos con todos. Marea no se tomó muy bien el preacuerdo de gobierno al que llegamos con el BNG y empezó a sentirse vetada. Nuestra intención nunca fue vetarlos y de hecho lo desmentimos. Su líder, Xosé Manuel Pérez Sardiña quedó en realizar una asamblea con sus militantes al martes siguiente y a día de hoy no hemos tenido comunicación ninguna. El mismo día que hablamos con Marea lo hicimos con AEC, le planteamos exactamente lo mismo y ellos fueron claros: el apoyo de la investidura no nos lo daban si no entraban en el gobierno, que no les interesaría otra opción que no fuera esa. Empezamos a barajarlo como una alternativa a Marea. Pasaron los días y seguimos avanzando en las negociaciones con AEC a la vez que esperábamos una respuesta de la Marea que no llegó. Ahora tenemos un acuerdo de gobierno las tres fuerzas: PSOE, BNG y AEC..

Son el único municipio de la comarca que ha cambiado de gobierno ¿cómo se han
encontrado el Concello?

Hemos encontrado una falta de liderazgo en los últimos meses en el Concello en los que el PP no realizó un trabajo de fondo. Es la impresión que tenemos en las primeras horas. No hemos tenido ningún tipo de traspaso de poder. Nos encontramos el lunes con un Concello que tenía sin organizar parcialmente la Feira do Camiño que es este fin de semana en Pontedeume, la celebración anual de la feria del 21 por la que siempre se hacía una pulpada con una carpa, las luminarias de San Xoán... Nos hemos encontrado un Concello en el que a corto plazo había muchos eventos que el gobierno saliente no hizo nada por organizar. La feria del 21 por falta de tiempo no hemos podido gestionar nada, por San Xoán hicimos lo que pudimos. Ha sido un aterrizaje forzoso, la verdad, porque sin traspaso de poder y sin información están siendo duros estos primeros días.

¿Qué cambios van a introducir?
De momento nos estamos situando cada uno en sus concejalías. Estamos evaluando en qué estado se encuentra cada área así como su ejecución financiera y sus carencias. Intentaremos acabar el año lo mejor posible y empezaremos a trabajar desde ya en los próximos presupuestos municipales. Queremos que las siguientes cuentas se ajusten a la realidad con los técnicos municipales que es algo que llevamos denunciando varios años desde el PSOE. Intentaremos solventar pequeñas incidencias y poco a poco ir implantando nuestro modelo político en el Concello.

¿Cuáles serán sus prioridades?
Sobre todo potenciar los servicios sociales, ofreciendo mejores prestaciones a los vecinos e impulsando el sector turístico: playa, Camiño Inglés, Fragas do Eume... Tenemos muchos frentes abiertos, te podría decir miles pero de inicio nos proponemos comenzar a construir un Cabanas más social, más cercano y empezar a trabajar para que haya una mayor potenciación de la industria local.

¿Qué proyectos le gustaría ver concluidos al término de su mandato?
Nos gustaría ver terminada la Casa da Cultura que es un proyecto por el que PSOE lleva luchando por el desde el 2015. Hay que darle también una viabilidad y una salida al plan urbanístico que no sabemos todavía como nos va a venir de vuelta de Santiago y es algo que este gobierno tiene que resolver en los próximos cuatro años.

Carlos Ladra | “Ha sido un aterrizaje forzoso, sin traspaso de poder ni información”