La CIG responderá ante la justicia por las consecuencias de la huelga de las auxiliares

La huelga de las auxiliares del pasado mes de octubre tuvo un importante seguimiento en el sector | daniel alexandre
|

El próximo miércoles 4 de abril a las 11:45 horas se celebrará en Ferrol el juicio contra la CIG y el comité de huelga por sus acciones durante el conflicto de la industria auxiliar de Navantia, que supuso el paro del personal de las subcontratas durante 22 días.

El grupo público presentó una demanda judicial contra los organizadores de la huelga de las compañías auxiliares, una acción judicial por la que reclama 1.780.000 euros por los daños directos causados por las protestas. Entre otros asuntos, se refiere a la acción de los piquetes, quienes impidieron en los primeros días de huelga el paso a los operarios de la compañía pública, que no habían secundado estos paros. Además, el astillero público achacó a esta huelga la pérdida de varios encargos en el área de Reparaciones de las factorías de la ría.

Movilización
El sindicato nacionalista entiende que con esta acción Navantia pretende “criminalizar” una huelga legítima de los trabajadores de las auxiliares. “No solo es importante defender nuestros salarios, sino también el derecho a la huelga como una herramienta fundamental e imprescindible para la defensa de nuestros intereses”, señalaron desde la CIG.

Por ello, animan a sus bases sociales a que secunden una movilización para el mismo día del juicio –media hora antes de la vista– en la que se pedirá la retirada de las acciones judiciales y en la que se reivindicarán “unas condiciones laborales dignas para todo el sector”, así como el derecho de huelga.
La CIG censuró ayer que el astillero haya “precarizado” las condiciones laborales del personal de la industria auxiliar y recordó que el objetivo de la huelga del pasado otoño era recuperar el nivel retributivo del año 2001 en aplicación de unas tablas salariales pactadas con la patronal.

La CIG responderá ante la justicia por las consecuencias de la huelga de las auxiliares