Recimil, parking disuasorio o San Felipe, entre las obras del superávit

Parking disuasorio Canido
|

El gobierno local entregó ayer a los portavoces de los grupos municipales las propuestas de proyectos a ejecutar con cargo al superávit municipal y al remanente de tesorería que hace que el ejecutivo disponga de una cuantía de unos 5,5 millones de euros para inversión.

Entre estas propuestas, de las que informó Jorge Suárez, se encuentran actuaciones como la incorporación de un tercer bloque de viviendas –a los dos previstos con cargo a las ARIs y que afectan a 72 hogares– de Recimil para su recuperación, así como la rehabilitación interior de viviendas del barrio, para lo que se plantea una cuantía de 150.000 euros. En este sentido, el regidor recordó que existe un proyecto de reforma interior, elaborado por la Oficina de Rehabilitación municipal, para la adecuación de las viviendas a la eficiencia energética y que afectaría en principio a cinco casas, aunque, señaló, “esperamos que despois poida facerse extensivo a todo o barrio”. Estas obras serían complementarias a la de las envolventes del exterior de los edificios.

Además, se plantea la realización de la cuarta fase de mejora de pasos de peatones, una actuación de construcción de aceras en la carretera de Pazos o el aparcamiento disuasorio del barrio de Canido, enmarcado en el plan de cara a la peatonalización que plantea el ejecutivo local. También, con cargo a esta partida económica de la que se dispone, se plantea el pago de las expropiaciones en Serantes que permitirán avanzar en la obra que ejecuta la Diputación, en las fases dos y tres del vial que comunica la parroquia con A Cabana.

Entre otras actuaciones, se incluyen también las obras de accesibilidad de los estacionamientos subterráneos del Cantón y del mercado de A Magdalena, con la instalación de dos ascensores y realización de obras concretas.

El listado de propuesta que se ha trasladado a los grupos municipales de la oposición incluyen actuaciones que cuentan ya con proyectos realizados como la galería del local de la AVV A Graña, la mejora de las papeleras ornamentales del barrio de A Magdalena, el alumbrado público en la calle de San Xoán-San Pedro, nuevos nichos en Catabois, la progresiva sustitución de farolas en el municipio –que supondría una inversión de unos 125.000 euros y permitiría la sustitución por alurógenos y lámparas LED de las existentes, con el consiguiente ahorro energético–.

La dotación de mobiliario del almacén de Cureñas, ya rehabilitado para usos múltiples, un proyecto para la elaboración del plan de usos de San Felipe, la marcación de Caminos reales o actuaciones en el castro de Esmelle y en la antigua escuela Tomás Serantes –155.000 euros– serían otras posibilidades que plantea el ejecutivo para la inversión.

En materia de Seguridad y Tráfico, se contempla una partida de más de  400.000 euros para la mejora del parque móvil de Bomberos y Policía Local, actuaciones en el propio parque, como el tren de lavado o una nueva moto de agua o mejoras en los EPIS –Equipos de Protección Individual–.

En nuevas tecnologías, también se renovarán los equipos, muchos de ellos obsoletos, para adaptarlos a los programas actuales, además de proceder a un reparto equitativo entre entidades de la ciudad.

Recimil, parking disuasorio o San Felipe, entre las obras del superávit