Ilusión en el Racing por el triunfo ante el Pontevedra

Racing de Ferrol-Pontevedra
|

Mucha igualdad en las primeras jornada del grupo primero de la Segunda B, como lo demuestra el hecho de que solo dos equipos, el Peña Deportiva y el Atlético Baleares, hayan sido capaces de sumar los seis puntos en juego.


El triunfo que el Racing logró el sábado en el derbi ante el Pontevedra permite ver el futuro con más optimismo y el conjunto departamental tendrá que intentar también lograr puntos en los encuentros que dispute lejos de su terreno de juego, porque eso es lo que le puede colocar con los equipos más potentes del grupo.
El entrenador del conjunto ferrolano, Emilio Larraz, comentaba al final del choque ante la escuadra pontevedresa que “tuvimos un comienzo inesperado, por lo difícil que es, pero es muy complicado en Segunda B hacer cuatro goles y, por eso, muy satisfecho de que el equipo se sienta fuerte en A Malata”.

Además, el técnico zaragozano destacaba que “esto es Segunda B y es imposible que el equipo rival no aparezca en todo el partido y más un equipo como el Pontevedra que el año pasado estuvo a punto de hacer play-off. Es lógico que tanto por el marcador, como porque ellos nos llevan camino andado, porque están más acostumbrados al ritmo de Segunda B, que tuvieran un puntito físico más en la segunda parte”.


Emilio Larraz también quiso alabar a sus jugadores y la calidad de los goles anotados, lo que le llevaban a decir que “demuestra que tenemos jugadores de mucha calidad. Decía el día de Madrid que el equipo dio un buen nivel, pero que faltó pegada y que teníamos que dar un paso adelante y lo han dado a nivel individual y a nivel colectivo. El equipo quiere, pero tenemos que ir acostumbrándonos a exigencia de Segunda B y no de Tercera”.

El técnico racinguista también reconocía que “este año tenemos futbolistas para tener más el balón, como hicimos en Madrid, y estamos trabajando en eso. Con un 3-0 a favor era el momento perfecto para intentar hacer el campo más grande, tener más posesión y no jugártelo todo a defenderte hasta el final, porque su ritmo era superior”.

Ilusión en el Racing por el triunfo ante el Pontevedra