La asamblea de la CUP termina en empate y sin aclarar el futuro de Mas

|

Los votos de la Assemblea Nacional de la CUP dejaron ayer un empate entre los partidarios de investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat y aceptar la propuesta política de JxSí –escenario uno–, y los de rechazar hacerlo presidente y agotar el plazo de las negociaciones (10 de enero) y, en caso de que no ofrezcan un candidato alternativo, ir a unas anticipadas –escenario dos–. Por lo que continúa la incertidumbre en el plano político en Cataluña.

En la tercera votación de la asamblea celebrada en la Pista de Atletismo Cubierta de Sabadell en la que se inscribieron 3.755 personas empataron las dos opciones con 1.515 votos cada, por lo que la CUP convocó al Consell Jurídic y a sus 10 diputados, el Grupo de Acción Parlamentaria, que tomarán el 2 de enero una “decisión política”.

Los cuatro escenarios que se sometían a votación eran aceptar las medidas políticas de la propuesta de JxSí y aceptar a Mas como presidente; otro era rechazar a Mas y seguir negociando con JxSí; la otra opción era rechazar las propuestas de JxSí pero facilitar la investidura de Mas por parte de la CUP; y la otra era rechazar la propuesta de medidas políticas y a Mas, e instar a JxSí a buscar acuerdos sin la CUP, “a través de la abstención en el pleno de investidura”.  

Resultados ajustados

Los resultados fueron también muy ajustados durante las dos votaciones anteriores. En primera instancia, el 47,42% de los votos decidió rechazar la investidura de Mas, y la oferta de JxSí, aunque al no alcanzar el 50% de los votos, siguieron con las votaciones, ya que la opción de investirlo logró el 45,17%.

La opción con menos porcentaje de votos (3,42%) y que, por tanto fue descartada para la segunda votación fue el escenario número cuatro: rechazar la investidura de Mas e instar a JxSi a buscar acuerdos sin la CUP. 

Por otro lado, la opción de rechazar la propuesta de JxSí pero facilitar la investidura de Mas logró en esta primera vuelta el 3,62% de los votos, con un total de 109 votos.

En el segundo turno, el 49,70% decidieron rechazar la investidura del presidente de la Generalitat en funciones y la oferta de JxSí. De nuevo, al no alcanzar el 50% de los votos se realizó una tercera votación ya que la opción de investirlo consiguió el 48,71%.

La opción que con menos porcentaje de votos, un 0,92% y que, por tanto quedó descartada para la tercera vuelta fue rechazar las propuestas de JxSí pero facilitar la investidura de Mas por parte de la CUP.

El escenario que contemplabla la investidura de Mas y aceptar la propuesta de JxSí consiguió en esta votación el 48,71% de los votos con el apoyo de un total de 1.482 personas, por lo que la diferencia entre las dos opciones mayoritarias es de menos de un punto porcentual.

Se emitieron seis votos nulos y catorce en blanco, lo que podría haber sido determinante en la tercera vuelta, debido a la situación de empate entre las dos primeras opciones, que no terminó de resolverse.

La asamblea de la CUP termina en empate y sin aclarar el futuro de Mas