Miguel Castro sobresale como el sucesor de Suso Basterrechea en EU

|

El edil de Cultura, Educación y Universidad, Suso Basterrechea, deja su cargo como coordinador local de Esquerda Unida. Ayer dio cuentas de su gestión en los últimos cuatro años en una asamblea de afiliados que forma parte del proceso de elección del nuevo Consello Local en el que está inmerso la organización. Está abierto ya el plazo para presentar las listas a este órgano directivo y la votación se realizará la próxima semana. Fuentes del partido dan por seguro que Miguel Castro tomará el relevo de Suso Basterrechea. Se trata de una figura en alza en la organización, formó parte de la lista de Ferrol en Común a las elecciones municipales y participó en la primera parte de las negociaciones con el Partido Socialista y el Bloque Nacionalista Galego para intentar formar gobierno.
Basterrechea ya había anunciado que no se presentaría a la reelección para centrarse en su labor municipal, docente y artística y promover la renovación en el Consello. “O ciclo está pechado. É un momento complexo e tamén moi esperanzador que require unha dedicación plena e total e nós temos xente preparada. Vai haber un bo recambio para ter un Consello Local potente”, explica el concejal.
Basterrechea llegó al puesto después de la victoria por mayoría absoluta, en las elecciones locales, del Partido Popular. “Eu non era unha persna de organización, entrei por afinidade e pola capacidade de chegar a acordos e equilibrios coas novas forzas e coa rúa”, comenta. El balance, tras este tiempo “é incontestable tanto a nivel galego como local”. Pone como ejemplo el éxito de Alternativa Galega de Esquerdas (coalición de EU y Anova) en las autonómicas y, con la salvedad de las europeas (en las que irrumpió Podemos), también en las locales. “Todos sabemos que o alcalde, Jorge Suárez, é membro de Esquerda Unida”, recuerda. Es la segunda ciudad de España en número de habitantes que preside este partido, después de Rivas (Madrid).
“Foi un proceso moi complexo o de conformar unha fronte ampla que fructificou en Ferrol en Común”, explica. No fue un recorrido sin tensiones porque estas candidaturas de confluencia, que se impulsan desde la propia dirección federal de Izquierda Unida, suponen una contradicción entre la disolución y el mantenimiento de la personalidad propia. Por el camino hubo alguna baja (de militantes de EU se integraron en la lista de la Marea Ártabra y no en la de Ferrol en Común) aunque Basterrechea quiere destacar también el número de altas nuevas que están registrando. “As tensións manteranse un tempo. O debate é lóxico pero a liña de traballo é clara. Pero sempre os acordos foron acadados por unha ampla maioría da asemblea de Ferrol”, apunta. “Foi unha aposta valente, que é o que necesita a sociedade, que veu o traballo feito como un éxito e como unha ferramenta útil para a que era a nosa prioridade, que era gañar o goberno de Ferrol despois de catro anos de maioría absoluta do Partido Popular”.
Pero al mismo tiempo son procesos “de enorme desgaste persoal e político” y se necesita “un relevo” que lo será también generacional.

Miguel Castro sobresale como el sucesor de Suso Basterrechea en EU