Feijóo considera que la transferencia de la AP-9 a Galicia está “intoxicada” por la situación catalana

Alberto Núñez Feijóo, atiende a los medios de comunicación durante un acto oficial | aec
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostró su confianza en que la titularidad de la autopista AP-9 sea finalmente traspasada a la comunidad, si bien apuntó que “el ambiente de transferencias está intoxicado” por la situación en Cataluña.
“Toda la relación de las comunidades con el Gobierno central quedó intoxicada por la deriva independentista”, declaró Feijóo ayer en una entrevista en la Radio Galega en la que señaló que “no es el mejor momento político” para plantear este tipo de peticiones ya que existe “una tensión territorial evidente”.

Un mal momento
Así, reiteró que confía en que la transferencia “se hará”: “Lo que hay que discutir es cuándo”. “Todos los presidentes autonómicos sabemos que es el peor momento para pedir transferencias que no están recogidas en el Estatuto porque son transferencias que necesitan un acuerdo bilateral”, apostilló Feijóo.
En cuanto a la situación en Cataluña; el presidente gallego mostró su apoyo al Gobierno central y manifestó que “todo está abierto” y que la participación en los comicios será la clave.
El Parlamento aprobó por unanimidad una ley para reclamar al Gobierno central la transferencia de esta infraestructura. Sin embargo, el debate de esta medida fue vetado en el Congreso hace ya más de un año por el PP, Ciudadanos y Foro Asturias.

Lealtad a los gallegos
“Cualquier presidente de cualquier comunidad autónoma se cambiaría por mí en relación a la posición que tengo en las inversiones del Estado”, defendió Feijóo a la pregunta de si encuentra “receptividad” en el Gobierno a la hora de recibir inversiones.
En esta línea, argumentó que “no hay una posición de partido” y que actúa “en función de los intereses de Galicia” porque debe su “lealtad” a los gallegos. “A los presidentes autonómicos no nos van a dar una instrucción porque sería una pérdida de tiempo”, añadió el presidente.
Al ser preguntado sobre el nuevo modelo de financiación autonómica, indicó que este debate “no se puede plantear mientras no se aclara la gobernabilidad de Cataluña ni hasta que el PSOE esté de acuerdo con el PP”.
Y es que “para que tenga perdurabilidad”, el nuevo modelo debe contar con el apoyo “unánime” de PP y PSOE. “Si no hay vocación de que vaya más allá de este gobierno y el siguiente, va a ser un acuerdo de financiación insuficiente”, apostilló.
Además, Feijóo confesó que antes de final de año mantendrá un encuentro con el nuevo secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, del que confía en que esté abierto a “llegar a acuerdos” con los populares. “No tengo por qué sospechar que no lo va a querer hacer”, comentó.
El también presidente del PPdeG fijó como horizonte los “primeros meses del año que entra “para definir las candidaturas de los populares para las elecciones municipales de 2019”.

Feijóo considera que la transferencia de la AP-9 a Galicia está “intoxicada” por la situación catalana