Míchel Alonso será el director deportivo del Bouzas

Míchel Alonso, junto a Jorge Otero durante su presentación
|

El entrenador ferrolano Míchel Alonso decidió la semana pasada no continuar en las filas del Somozas, a pesar de que los dirigentes del club querían que siguiera en el nuevo proyecto que van a confeccionar para la próxima temporada en la Tercera División.

El preparador, en primer lugar pedía unos días para reflexionar, pero luego ya renunciaba al equipo del Manuel Candocia señalando que “tengo otras opciones que estoy barajando”.
Salían rumores de una posible incorporación a la disciplina del Rápido de Bouzas, para hacer las funciones de director deportivo, cargo que ya conoce de su etapa en el Deportivo y que también compaginó en la campaña que acaba de finalizar en el cuadro somocense.

Antes esos rumores de su incorporación al conjunto olívico, el técnico departamental decía que “es cierto que puede haber una opción, pero no hay nada cerrado, después de reunirse con los dirigentes del club”.
Sin embargo, esos rumores se tornaron en realidad con la confirmación por parte del Rápido de Bouzas de su contratación y de la presentación que tuvo lugar en la tarde de ayer.
De esa forma, Míchel Alonso será el encargado de formar el nuevo proyecto del conjunto vigués, en la que será su segunda temporada en Segunda B, después de que quedar el listón muy alto por la gran campaña que hizo el equipo y que le llevó a rozar la clasificación para la promoción de ascenso a Segunda.

Además, la marcha del técnico le lleva a confiar en uno nuevo y se ha decantado por la figura de Jorge Otero, que deja el Arosa para tratar de mantener al equipo en la categoría.
Tampoco será fácil renovar a muchos de los jugadores que han formado la plantilla de este año, ya que su buena temporada les ha permitido revalorizarse y que su cotización suba, por lo que será complicado que el Rápido de Bouzas pueda retenerlos.

Sin embargo, Míchel tiene las ideas muy claras y no va a dar mucho margen para la respuesta a los futbolistas que le interesa que sigan en el nuevo proyecto.
Algunos de esos futbolistas ya tienen una propuesta de la entidad y tendrán esta misma semana para decidir su futuro. En caso contrario, el club vigués intentará buscar en el mercado un sustituto.


Un nuevo reto el que tiene por delante Míchel Alonso, que afronta con mucho optimismo y con la confianza de hacer un buen trabajo para dotar al cuerpo técnico de una plantilla con garantías para alcanzar la permanencia.

Míchel Alonso será el director deportivo del Bouzas