Carmela Silva alude a los enchufes en A Coruña para no hablar del caso vigués

Copia de El Ideal Gallego-2015-03-18-025-295a9c19
|

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vigo, Carmela Silva (PSOE), instó ayer al Partido Popular a solicitar un pleno extraordinario en la ciudad de A Coruña para que su alcalde, Carlos Negreira, dé explicaciones acerca del “grandísimo escándalo” sobre supuestos enchufes en el consistorio.

Silva realizó estas declaraciones tras ser preguntada sobre la celebración de un pleno en el que amenazó con presentar una querella penal a los miembros del público que reclamaban una comisión de investigación sobre supuestos enchufes de cargos afines al PSOE de Vigo.

“Me encantaría que la candidata del PP en Vigo pidiera un pleno en A Coruña para que el alcalde, que dice una jueza que dio órdenes de un hecho muy grave, diera explicaciones”, resumió la teniente de alcalde.

 El secretario general del Ayuntamiento resolvió no acceder a la convocatoria de pleno que solicitó el PP para que el alcalde, Abel Caballero, diese explicaciones respecto a la imputación de tres funcionarios y de la cuñada de Silva por supuestos casos de “enchufismo”.

El pasado día 12, el grupo municipal del PP registró dicha solicitud ante la “reiterada negativa del alcalde a ofrecer explicaciones sobre una situación que incluso llegó a los tribunales” y con el objetivo de “instar al gobierno municipal a adoptar las medidas oportunas para exigir responsabilidades a quien tuviera provocado esta situación”.

En el informe, el técnico afirma que esta petición de pleno extraordinario, así como el acuerdo propuesto, “comporta un ejercicio abusivo del derecho”.

Considera así que el gobierno local “no puede hacer nada”, salvo colaborar con la justicia, para “evitar un escenario de instrucción de diligencias previas”.

Abunda en que tampoco tiene competencia para “exigir responsabilidades a quien provocase esa situación” e insiste en que “no existen responsabilidades que se puedan exigir” desde la formación municipal.

El documento concluye que la petición de sesión extraordinaria “insta al gobierno a la adopción de unas medias de contenido y realización imposibles” al estar desprovistas, según el secretario, “de cualquier lógica y fundamento jurídico” y para las cuales el gobierno “carece de competencia material”.

Esto implicaría que el acuerdo propuesto resulte “nulo de pleno derecho” y derivaría en un “debate en sesión pública inútil e inquisitivo con indefensión y prejuicio de terceros”.

Por su parte, el grupo municipal del PP calificó de “inédita y sin precedentes” la negativa del regidor a convocar un pleno para explicar las imputaciones de funcionarios por “presuntas contrataciones irregulares” .

El concejal popular Miguel Fidalgo destacó que “nunca hasta ahora un regidor se había atrevido a no convocar un pleno extraordinario solicitado por el grupo mayoritario de la oposición” y se preguntó “qué tiene que esconder Caballero para negarse a dar explicaciones”.

Además, alertó de que existen posibilidades a las que pueden recurrir, como una nueva solicitud de sesión extraordinaria.

Carmela Silva alude a los enchufes en A Coruña para no hablar del caso vigués