“Necesitaba nuevas motivaciones, pero deseo lo mejor al Valencia”

Garrido, en una imagen de archivo
|

 

Begoña Garrido regresó en 2014 por la puerta grande, con una internacionalidad y buenas marcas, para dejar atrás la pesadilla de las lesiones. Sus aspiraciones para 2015 pasan por mejorar lo ya conseguido.

- ¿Cómo valora el 2014?
- Después de una lesión muy complicada, por la que pasé por el quirófano y  de la que me costó mucho recuperarme, volver a competir era mi sueño y lo logré. Pude estar en la selección nacional absoluta, ir a la Copa de Europa y, por lo tanto, estoy contenta.

- ¿Cómo se vive esa recuperación?
- Es como un niño pequeño cuando empieza a correr, se cae y se levanta, pues así me sentía yo. Empezaba a correr y parecía un pato, pero de todo se aprende. Tuve más ilusión que nunca y creo que me he hecho más fuerte. Aun tengo alguna debilidad, pero con el tiempo espero estar totalmente recuperada.

- Las sensaciones no serán las mismas...
- Cada día es diferente, sobre todo pensando en la técnica, en empujar bien, no forzar el pie de una manera que me pueda lesionar, pero de todo he aprendido y los miedos ya están fuera.

- ¿Era librarse de esos miedos lo más importante?
- Definitivamente, porque a veces no te deja correr y hubo un momento que no me dejaba avanzar, porque temía que me doliera, aunque en realidad no era así. Ya están fuera.

- Muchos cambios para 2015, de club y de federación también...
- Me da mucha pena, porque en el Valencia Terra i Mar llevaba muchos años y no tengo nada malo que decir de ese club, pero a veces simplemente necesitas nuevas motivaciones y el Scorpio me llamaba la atención, hacía muchos años que venía insistiéndome. Necesitaba algo nuevo y este año espero lograr éxitos con este club. El otro es un tema más delicado, porque me siento muy gallega, pero es cierto que me he cambiado a la federación madrileña. Llevo muchos años pensándolo, después de varios viviendo en Madrid. Además, creo que Galicia no reconoce como debiera a los deportistas, no solo a los atletas, sino en general. También me sentó un pelín mal que en los dos años que estuve lesionada, no recibí siquiera una llamada apoyándome y eso hubiera sido fácil por su parte. Aún así, no quiero achacarles nada a ellos y los mismos éxitos que le deseo al Valencia, le deseo a la Federación Gallega.

- ¿A qué se refiere con la falta de reconocimiento a los deportistas?
- Creo que el baremo no está como debiera y solo le dan ayudas a gente que ya está arriba. Justamente lo difícil es llegar ahí arriba y, cuando te estás acercando a la cima, esa gente es la que necesita más ayuda. No estoy diciendo que la gente que está arriba no deba tener apoyos, porque ser medallista europeo o mundial es muy complicado, pero no se pueden olvidar de la gente que lo está intentando. Creo que se podrían repartir mejor. Y sobre el deporte femenino, en este caso concretamente el atletismo, en el último Europeo hubo más medallas femeninas y, aún así, en los mitines reciben más premios los hombres, cosa que no es normal.

- Lo más inmediato es el Nacional, ¿ cómo se lo plantea?
- En el 400 es imposible pensar en acceder al primer y segundo puesto, porque en el Europeo una española fue tercera y otra séptima. Tengo que ser realista, pero quiero estar lo más cerca de ellas, lo que significaría que haría una buena marca.

- ¿Y al 2015 que le pide?
- Sobre todo salud para no lesionarme porque el trabajo ya lo pondré yo.

“Necesitaba nuevas motivaciones, pero deseo lo mejor al Valencia”