Las pastelerías comenzarán mañana la venta de roscones, el dulce estrella de cada Navidad

Colas para comprar el Roscón de Reyes
|

Cuando todavía quedan bandejas con turrones, polvorones y mantecados en las casas, las pastelerías y confiterías ferrolanas ya están en medio de la producción del que califican como el dulce “estrella” de estas fechas: el roscón de Reyes.

En Gascón, ubicado en la Carretera de Castilla, empezaron el día 1 ya que la masa madre fermenta durante casi 48 horas y hoy ya comenzarán a cocer. “Aquí no hay innovaciones, es una tradición y ya ni siquiera lo intento porque le tengo un respeto absoluto; es nuestro buque insignia”, indica el director del obrador de Gascón, Pedro García, por lo que el suyo solo lleva fruta escarchada y azúcar. En el caso de los “turrones divertidos” que también elabora García es cuando se permite más manga ancha a la hora de experimentar y crear nuevas recetas.

Los precios van, según el tamaño, desde los 8 hasta los 30 euros y desde hace siete años en Gascón no se admiten encargos, lo que provoca que se formen las características colas desde bien temprano el día 6. Harán un millar de roscones y su venta comenzará mañana.

En O Rincón de Raquel, ubicado en el mercado de Recimil, también comenzarán este viernes a vender los dulces, día en el que terminarán de recoger encargos –cuentan ya con 18–. “El clásico se vende bien pero el de nata está arrasando, ya el año pasado lo hizo. Después también los tenemos rellenos de trufa, crema... e incluso sin gluten y sin azúcar”, explica su propietaria. Los precios van en función del peso, por lo que a partir de 10 euros se puede tener uno de medio kilo en O Rincón de Raquel. 

Figuritas 
En La Nata de Canido los encargos configuran la mayor parte de la venta de roscones entre el 5 y 6 de enero. “Hay muchos que el día 5 bajan a ver la cabalgata y lo cogen al subir porque ese día abrimos hasta más tarde”, indica la propietaria, Carlota Rodríguez, encargada de elaborar estos dulces junto a su hermano Jorge.

En esta pastelería optan por no incluir dentro de sus dulces ni habas ni Reyes, sino que meten sorpresas con personajes de moda para contentar a los más pequeños.

Las pastelerías comenzarán mañana la venta de roscones, el dulce estrella de cada Navidad