Insatisfacción general entre los grupos tras aprobar el presupuesto

QUINTANA. PLENO DE PRESUPUESTOS
|

A Coruña ya tiene su presupuesto para 2016. Después de que hayan transcurrido cinco meses del año, la ciudad puede decir que ha superado este escollo. En un pleno extraordinario de alrededor de una hora, Marea y PSOE votaron a favor del acuerdo pactado la semana pasada en la Comisión de Hacienda, mientras que PP y BNG se abstuvieron. En lo que coincidieron todas las formaciones es en que no es un resultado que les satisfaga ni mucho menos el que esperaban.

“Estes non son os Orzamentos desexados polo Goberno municipal, pero dende logo son mellores que os aprobados inicialmente”, aseguró Xulio Ferreiro. El alcalde se expresó en un tono en el que mezclaba cierta sensación de alivio con insatisfacción por el resultado definitivo de la negociación. “A pesar de todo, e de que nos gustaría ter ido moito máis lonxe, os orzamentos aprobados son realistas e equilibrados, conseguimos devolver o sentidiño”, sentenció.

Además, Ferreiro explicó que entre las primeras medidas que tienen previstas llevar a cabo están licitaciones de obras, el bonotaxi y los convenios con entidades, que ya podrán empezar a firmarse.

La otra formación que votó a favor de los presupuestos fue el PSOE. Sin embargo, José Manuel Dapena también dejó ver que el acuerdo final no era el que esperaban, pero quieren una “ciudad activa y productiva”. “No son nuestros presupuestos, pero vemos retazos de nuestro programa electoral”, afirmó el portavoz socialista. 

En su apelación al alcalde, Dapena pidió a Ferreiro que “abandone su falso victimismo, no eche la culpa a otros y asuma su responsabilidad”. El socialista recordó que, a pesar de haber apoyado la investidura del alcalde hace un año, “no estorbamos ni somos prisioneros de la Marea, el único pacto que tenemos es con los coruñeses”.

Por su parte, Rosa Gallego recordó que el PP se abstuvo porque se trata de un presupuesto “de mínimos, no el que necesita la ciudad”, y que se ha conseguido “tarde, mal y a rastro”. “Recorta las inversiones en un 30%, que es 7,5 millones inferior al del año pasado, que aumenta el gasto corriente, que no crea empleo y que está hecho sin contar con los ciudadanos ni con las asociaciones” añadió.

La portavoz popular recordó también que han logrado “reducir el despilfarro en externalizaciones y en publicidad de una Participación Ciudadana que están utilizando para actos de autopropaganda de la Marea”.

Por su parte, Avia Veira destacó que era momento de dejar atrás todos los problemas en la negociación y empezar a actuar: “Xa non proceden máis laios: a cidade xa ten orzamentos e xa é tempo de que o Goberno municipal comece a tomar decisións”. Sí recordó durante su intervención que “non se aceptaron enmendas dos que non votaron a favor”, algo que tildó de “non moi lóxico”, pero que es “resultado da trapallada inicial”.

Insatisfacción general entre los grupos tras aprobar el presupuesto