Las empresas tienen que publicar los horarios de buses escolares compartidos

Ethel Vázquez preside la reunión de la comisión de seguimiento del transporte público | xoán rey (efe)
|

La Xunta recordó a las empresas de transporte que deben publicitar los horarios de las rutas de buses escolares compartidos, que comienzan a funcionar este lunes, así como las modificaciones cuando se produzcan, “con el fin de que la población pueda conocer las posibilidades de movilidad a su alcance”.

Las empresas de transporte aseguraron ayer que prevén escasos viajeros regulares en los primeros días por la “imposibilidad” de publicitar los horarios en tiempo, porque deben “reformular en tres días” las “deficiencias en la planificación” de las que responsabiliza al Gobierno gallego, explicó el presidente de la federación de transporte Transgacar, Carlos García Cumplido.

Al respecto, el Gobierno gallego señaló en un comunicado que informó a los centros cuyas líneas de transporte forman parte de este sistema compartido con viajeros regulares, y estos “comunicaron las modificaciones puntuales precisas para atender al alumnado”.

Instrucciones de antemano

Además, apunta que los responsables de efectuar los servicios tienen instrucciones precisas de conocer de antemano los recorridos y las paradas de transporte escolar, ya que su “obligación, recogida en los contratos, es atender con carácter prioritario las necesidades del alumnado”.

Por su parte, García Cumplido, informó de que las empresas “están realizando esta semana el trabajo de campo que no se había hecho” para “adaptar a la realidad” los horarios y las paradas.

El representante de la patronal recordó que el modelo compartido adoptado por la Consellería de Infraestruturas –que afecta principalmente a la provincia de Ourense– fue “cuestionado” por las federaciones de transporte, y ahora las empresas deben afrontar un “esfuerzo titánico” para “reformular en tres días” las “deficiencias en la planificación” de las que responsabiliza al Gobierno gallego.

El responsable de Transgacar indica que las empresas “están llamando a los centros educativos y chequeando todas las paradas” para hacer el mejor funcionamiento, pero augura que “problemas va a haber, lógicamente”.

En el protocolo previsto por la Xunta se prevé resolver incidencias en un plazo de 48 horas. Es el tiempo máximo que se espera pase entre que la dirección del centro dé aviso para su posterior traslado a la empresa con el fin de solventar los problemas.

Las empresas tienen que publicar los horarios de buses escolares compartidos