Un anexo a una casa de San Mateo recibió un impacto de bala en la madrugada de ayer

la tradición del chocolate con churros antes de volver a casa el día de año nuevo está perdiendo adeptos entre la juventud. dónde se ponga un buen bocata que se quite todo lo demás. foto: j.m.
|

Una familia del lugar de As Viñas, en la parroquia naronesa de San Mateo, comenzó 2013 con un buen susto al comprobar que el lugar en el que habían estado celebrando la despedida de 2012 había recibido el impacto de un arma de fuego.

El suceso, que, por suerte, no tuvo mayores consecuencias, se produjo en una bodega anexa a la vivienda y habilitada como comedor en la que habían estado cenando y festejando el cambio de año una veintena de personas.

La familia se retiró a descansar en torno a las 2.30 horas y ayer por la mañana, cuando preparaban el local para la comida de Año Nuevo, se encontraron con un agujero en una de las uralitas del techo, mientras que en el suelo apareció una bala de nueve milímetros.

Tras el sobresalto inicial, los afectados dieron cuenta de lo ocurrido en la Comisaría de Ferrol-Narón, que desplazó al lugar de los hechos a miembros de la Brigada de Policía Científica para investigar lo ocurrido.

Según la información recogida por este periódico, ya no es la primera vez que ocurre algo similar en la zona.

Hace tres años, un sobrino de los dueños de la vivienda afectada ayer ya había recibido también un impacto de bala en su vehículo.

En aquella ocasión, la Policía no logró llegar a ninguna conclusión sobre la procedencia del disparo.

 

Un anexo a una casa de San Mateo recibió un impacto de bala en la madrugada de ayer