Reclaman a Endesa que aclare los planes de futuro previstos para la central térmica de As Pontes

Penapurreira Centro de dinaminazación Empresarial reunión con los empresarios
|

El Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente –IIDMA–, organización acreditada ante la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, pide a Endesa que aclare sus planes de futuro para las cinco centrales térmicas que tiene en el Estado español. 

La entidad recuerda que la compañía realizó en As Pontes –aún no estaban concluidas– y Litoral –Almería– las inversiones necesarias para seguir funcionando más allá del próximo mes de junio. Con todo, y pese al anuncio del pasado 27 de septiembre a la CNMV, no ha hecho ninguna comunicación sobre su intención de cerrar las centrales. Para el IIDMA, los últimos acontecimientos chocan con lo manifestado por la compañía en la junta de accionistas del pasado mes de abril –fue a finales de ese mes cuando la empresa tomó la decisión de paralizar la actividad de As Pontes–, cuando manifestó que las dos instalaciones que habían realizado inversiones “podrían funcionar más allá de 2030”. 

El Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente recuerda asimismo que el mes siguiente, en mayo, también asistió a la junta de accionistas de Enel –propietaria de más del 70% del capital de Endesa–, aunque en aquella ocasión, señalan, los rectores de la compañía italiana “dieron una respuesta ambigua”. 

Por ello, la abogada del IIDMA, Carlota Ruiz, solicita que se aclare la situación, que la empresa exponga sus planes de futuro y, además, “para garantizar una transición ecológica, creemos que las centrales no deben adaptarse a la producción de energía con otras fuentes contaminantes”. 

Concretar fechas 
El IIDMA considera que el Gobierno “debe incluir fechas concretas de cierre de todas las centrales térmicas que operan en España dentro del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima”, cuyo borrador final se publicará antes de que concluya el presente año. Recuerda, además, que para poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, “todas las centrales de carbón deben cerrar a más tardar en 2025”.

Con los cierres anunciados a finales del año pasado, el Estado sufrirá un fuerte impacto en lo que respecta a la producción energética. Según los datos de la organización, “los cierres que tendrán lugar antes de junio de 2020 –entre los que se encuentra Meirama, propiedad de Naturgy– implican más de 5.100 MW de capacidad en carbón, es decir el 52% de la capacidad instalada con esta tecnología y un 5% de la capacidad total” en España.

Seara asegura que lo que está en juego “es el futuro de la industria en toda Galicia”

La Asociación de Empresarios Seara de As Pontes considera que lo que está en juego con la decisión de Endesa no es solo el cierre de la central térmica ni la grave situación económica que está atravesando el colectivo de transportistas; ni siquiera la destrucción de empleo en la industria auxiliar ni la pérdida de poder adquisitivo de la población pontesa, que también. “Lo que está en cuestión”, subraya, “es el futuro de la industria en toda Galicia”.

El presidente de la entidad, José Castro, pidió la implicación de todo el empresariado “ante la difícil crisis industrial a la que nos enfrentamos”, para lo que apuesta por ofrecer soluciones que permitan “una transición energética justa”. La concejala de Industria de As Pontes, Ana Pena, destacó el trabajo y el compromiso que está demostrando la comisión de trabajo integrada por todos los actores afectados. 

Por su parte, el representante de los transportistas, Manuel Bouza, aclaró que con sus protestas no pretenden “molestar a nadie”, pero que “es la única manera que tenemos de hacer que se nos escuche. Solo defendemos nuestros puestos de trabajo”.

Reclaman a Endesa que aclare los planes de futuro previstos para la central térmica de As Pontes