Un informe revela que la muerte de la niña de Pizarra “no fue accidental”

|

Los padres de la niña de tres años, desaparecida a finales de julio en Pizarra (Málaga), cuyo cadáver fue hallado horas más tarde en las vías del tren, informaron de que aportaron al juzgado un avance del informe forense que “cuestiona que el fallecimiento de nuestra hija es accidental” y señala que la pequeña presentaba “dos lesiones” en la cabeza, “la primera, que es la que causaría su muerte, y la segunda, que podría corresponderse a un golpe del tren, pero que sucedería cuando la niña ya no estaba viva”.

Los padres de la pequeña Lucía Vivar, Almudena y Antonio, pidieron que se investigue lo que dice este avance de informe para determinar el origen de esos dos golpes, “uno grande y otro pequeño”, y que fue elaborado por los forenses Luis Frontela y Carlos Pérez Agua, estando pendiente de ampliación para lo que “es necesario documentación aún no aportada” al juzgado.

 Además, señalaron que están pendientes de que se determine la hora de la muerte, dato “fundamental” en este caso.

Así, cuando se cumplen unos tres meses de lo sucedido, insistieron en que se aclaren las circunstancias en las que se produjo la muerte de su hija Lucía “y si se debió a una negligencia” en la organización de la búsqueda “o de no paralizar los trenes”.

 

“Nos la quitaron”

Aunque, la familia también sostiene que la pequeña “no se fue por voluntad propia”, señaló el padre, quien insistió en que “desde el minuto uno sabíamos que a nuestra hija nos la quitaron” y reiteró que “la niña no se fue por la vía andando” sola.

Además, señaló que la muerte de su hija no fue accidental, como sostiene la principal hipótesis de la Guardia Civil, que apunta a que la niña recorrió más de cuatro kilómetros sola hasta el lugar donde fue hallado su cadáver junto a las vías. “Si antes lo teníamos claro en un 99 por ciento, ahora lo tenemos en un 99,99 por ciento”, aseguró la progenitora.

El padre aseguró que “la niña no se hubiera alejado de su madre jamás”, además, Lucía “nos habría escuchado” llamarla.

Por eso, visiblemente afectados, aseguraron que seguirán “luchando y así nos cueste la vida, no pararemos hasta encontrar la verdad y hacer justicia”, pidiendo apoyo para las concentraciones convocadas mañana y el sábado en Pizarra y Alhaurín el Grande, en homenaje a la pequeña.

Un informe revela que la muerte de la niña de Pizarra “no fue accidental”