Ferrolterra redobla su apuesta con cuatro botes en la regata

La joven tripulación departamental trabaja desde hace semanas para mejorar su rendimiento D. Alexandre
|

 

El remo es uno de los deportes náuticos históricamente más arraigado en la comarca de Ferrolterra y los clubes locales se han convertido en los últimos años en referentes, tanto de banco móvil como fijo, en Galicia. Por eso, no es de extrañar que entidades como A Cabana y Ares estuvieran entre los precursores de la que fue una de las grandes apuestas del remo autonómico en la última década: la Liga Gallega de Traineras. 
La competición, que arrancó como tal en 2007, afronta este año su novena edición y lo hará con una salud envidiable, como así lo certifica el hecho de que una veintena de embarcaciones entren en liza solo en categoría masculina, la cifra más elevada de toda su historia. Un repunte de participantes del que en buena medida es culpable Ferrolterra que, también por primera vez en este periodo, contará con cuatro botes en el agua. De ellos, tres son veteranos: Club do Mar de Mugardos, Remo Ares y el “retornado” A Cabana; mientras que el cuarto y gran novedad será el Remo Narón, que se estrena en la competición.
Mugardeses y aresanos compondrán la nómina de doce equipos que militarán en la categoría A; mientras que naroneses y ferrolanos lo harán en la B, con un total de ocho formaciones. Deportivamente, el Club do Mar y Ares situaron el listón realmente alto con la segunda y tercera plaza que alcanzaron el pasado ejercicio. Estar de nuevo en el podio será complicado para ambos teniendo en cuenta los refuerzos que han incorporado muchas formaciones, así como el retorno a la competición autonómica de Samertolameu de Meira tras su descenso desde la ACT. Sin embargo, tanto unos como otros confían en mantener el nivel y luchar de nuevo por estar entre los mejores.
A Cabana regresa convencido de poder codearse entre los mejores del grupo B, optando a la victoria en alguna de las banderas e, incluso, si los resultados lo favorecen, con opciones de pelear por el ascenso. Para el Remo Narón las aspiraciones son más modestas. Contar con una trainera y disputar el campeonato es, en sí mismo, el objetivo prioritario del club, que ve en esta posibilidad una oportunidad para seguir creciendo y evolucionando, aportando a los jóvenes remeros con los que cuenta el club un referente. 
Todos tienen por delante todavía muchos meses de trabajo para alcanzar su mejor nivel y estar a pleno rendimiento cuando, allá por julio, arranque el campeonato. Una competición plenamente consolidada pero en continua expansión. 
Primero fue la incorporación de una liga paralela de carácter femenino que continuará este año; después se trató de ensalzar la figura del remero como base del campeonato y ahora, para el 2016, desde la Liga Gallega de Traineras se pretende hacer la competición más atractiva para el público.

Ferrolterra redobla su apuesta con cuatro botes en la regata