Innovación en las aulas al servicio de la sociedad

|

Con el fin de facilitar la innovación en las aulas y talleres de la Formación Profesional, el trabajo en equipo y la transferencia de conocimiento, la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria convocó un año más unos premios cuya resolución ha dejado a los representantes de Ferrol en muy buen lugar. Tres proyectos coordinados por el CIFP Ferrolterra, en dos de los cuales toman parte además el CIFP Rodolfo Ucha y el IES Leixa, se incluyen entre las iniciativas reconocidas.
Las tres han empezado ya a ejecutarse con las respectivas partidas presupuestarias asignadas por la administración educativa en el marco de la mencionada convocatoria.
Se trata de los proyectos de “Automatización de los procesos de extracción de gases en un taller de soldadura para mejorar su eficiencia y seguridad”, dotado con 10.746,81 euros; un “Sistema de desplazamiento autónomo para personas con movilidad reducida en centros comerciales” (17.439,71 euros); y un “Simulador de rescate de víctimas de accidente de tráfico” (8.934,32 euros).

empresas
Los tres, en los que están implicados ciclos de la familia profesional de Fabricación Mecánica así como de Electricidad y Electrónica, cuentan además con la implicación de empresas y entidades pertenecientes a los sectores en los que cada uno de estos proyectos  podría llegar a implantarse en beneficio de la propia sociedad, más allá de las aulas. El director del CIFP Ferrolterra, Enrique Pazo, se muestra muy satisfecho por estos tres reconocimientos, sobre todo teniendo en cuenta que hubo 85 solicitudes y que finalmente fueron premiados 19 proyectos en toda Galicia.
Pero es que además estos reconocimientos suponen no solo una motivación extra para todo el personal sino también la posibilidad de desarrollar iniciativas que sin este apoyo económico serían mucho más complicadas. El desarrollo de los proyectos, que tendrán que ser desarrollados durante este año para presentar la memoria final antes del 30 de marzo de 2107, permite reforzar una de las líneas principales en todos los centros de FP, como es la de acercar a los alumnos los máximo posible a los contextos reales en los que, en el futuro, podrán desarrollarse como profesionales.
“Esto permite además dar a conocer a la sociedad el trabajo que diariamente se viene realizando en el centro”, añade el director.
El permanente contacto del CIFP con las empresas facilita curso tras curso el acceso de los recién titulados al mercado de trabajo y auque la crisis ha mermado durante los últimos años las posibilidades,  en el pasado se notó una leve mejoría, sobre todo a través de las becas Feuga. 

inserción laboral
“El porcentaje de inserción laboral de los alumnos que el pasado curso realizaron las FCT (formación en centros de trabajo) se situó en el 70%”, explica. Otro de los aspectos que se ven favorecidos en  proyectos como los que acaban de ser premiados, es la colaboración entre diferentes centros educativos, lo cual resulta también muy productivo.
En todo esto coinciden los coordinadores de los respectivos proyectos, Luis Ángel Cao; Ramón Pego y Fernando López. “Me parece fabulosa esta convocatoria de premios de innovación tecnológica porque permite llevar a cabo proyectos como el de automatización de los procesos de extracción de gases en un taller de soldadura que actualmente no existe en ningún taller”, comenta Cao, coordinador de la mencionada iniciativa.
Además, tal y como requerían las bases de la convocatoria, se trata de propuestas que pudiesen constituir oportunidades reales de negocio por existir un nicho de mercado evidente.
“É interesante que a Consellería de Educación dea cobertura a estes proxectos que se fan nos centros; contribúe á posta en valor da FP”, apunta Pego, coordinador del proyecto del simulador de rescate de víctimas de accidentes de tráfico.
Fernando López, al frente del proyecto que tiene como objetivo el desarrollo de una especie de “carro para la compra” para personas con movilidad reducida en centros comerciales, destaca el hecho de que en todos los casos se trata de proyectos pensados para “revertir en la propia sociedad, no para quedarse en las aulas”, dice, proponiendo  así soluciones que de un modo u otro beneficien a los propios ciudadanos.

Innovación en las aulas al servicio de la sociedad