Felipe VI celebra su segundo año en el trono

Spain's King Felipe and Queen Letizia attend a ceremony marking Spain's Armed Forces Day in Madrid, Spain, May 28, 2016. REUTERS/Susana Vera
|

El 19 de junio de 2014 fue el primer día del reinado de Felipe VI de España. La víspera, en un solemne acto en el Palacio Real de Madrid, Juan Carlos I había sancionado la Ley Orgánica de Abdicación de la Corona, por la que hacía efectiva su renuncia a favor de su hijo.

A la mañana del día siguiente, y después de que su padre le hubiese impuesto el fajín de capitán general, el nuevo rey se dirigió acompañado de su familia directa al Congreso. Allí juró sobre la Constitución y en presencia de las altas autoridades del Estado, siendo a continuación proclamado rey de España.

unidad de españa

En su primer discurso como monarca, Felipe VI reafirmó su “fe en la unidad de España, de la que la Corona es símbolo”, y se refirió a una España “unida y diversa” en la que “cabemos todos”.

Don Felipe también deseó una España “en la que no se rompan nunca los puentes del entendimiento”, que es uno de los “principios inspiradores” del espíritu constitucional.

Un entendimiento que no lograron los partidos políticos tras las elecciones del pasado 20 de diciembre y que obligaron al monarca a firmar, por primera vez en la historia de la democracia, el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de unas nuevas elecciones para el 26-J.

De este modo, y por primera vez desde la aprobación de la Constitución, se aplicaba el punto 5 del artículo 99 que dice que “Si transcurrido un plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato obtuviere la confianza del Congreso, el rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso”.

Felipe VI firmó dicho decreto después de la fallida investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno de España, único que se sometió a este trámite en el que, por dos ocasiones, no obtuvo la confianza de la Cámara.

ronda de consultas

Tras las próximas elecciones del día 26, el rey deberá realizar de nuevo una ronda de consultas con los partidos políticos, una vez se constituyan las nuevas Cortes Generales, para designar un candidato a la Presidencia de Gobierno.

De momento, y según señalan las diferentes encuestas, no será tarea fácil para el soberano ya que no parece que ninguna formación política vaya a obtener la mayoría suficiente para gobernar en solitario, lo que obligará a intentar acuerdos que por ahora se ven difíciles.

Felipe VI celebra su segundo año en el trono