El municipio aresano recordará su pasado indiano con una gran fiesta

El edificio de A Tenencia, en Redes, tiene más de un siglo de historia | Jorge meis
|

El Ayuntamiento de Ares se prepara para hacer un viaje en el tiempo y recrear el pasado indiano de la villa. Será a través de la primera fiesta Ares Indiano, que se celebrará los días 17, 18 y 19 de agosto.
El evento, organizado por las concejalías de Cultura y Turismo del Concello, estará repleto de actos que buscan ensalzar el legado que la emigración ha dejado en el término municipal, donde hay edificios emblemáticos como el de la Alianza Aresana o el de A Tenencia, en Redes, entre otros. El consistorio pretende rendir un homenaje a la historia de la emigración y a sus gentes, que tras verse obligados a dejar sus orígenes regresaron a la villa que los vio nacer y se convirtieron, en muchos casos, en grandes mecenas de diversas iniciativas socioculturales en su pueblo “como forma de contribuir ao seu progreso”, explican desde el Ayuntamiento. Estos aresanos “foron veciños e veciñas de tódalas idades que hai máis dun século víronse obrigados a marchar a Sudamérica na procura de mellores condicións de vida e que nunca se esqueceron do seu pobo e da súa xente”, como destacan desde el gobierno municipal.
Los indianos dejaron en Ares una profunda huella que se puede ver en un importante número de viviendas o escuelas de insrucción, con sus características fachadas, balconadas, forjas y adornos que perduran en el tiempo y conviven con las edificaciones actuales. Así, para rememorar a todos los emigrantes y el sacrificio que se vieron obligados a hacer se organizarán tres días de actos.
Para algunas de las conferencias y exposiciones, el Concello cuenta con la estrecha colaboración de Ernesto López y Javier Vilasánchez, vecinos de la villa y estudiosos del fenómeno de la emigración aresana. También colaboran en la organización de los actos la Agruapación Instrutiva de Caamocuo y el Casino Aresano, que albergarán sendas exposiciones. La programación incluye, entre otros, una concentración de coches antiguos, photocall, baile tradicional, música cubano-gallega, conferencias sobre la temática, puestos de venta, animación en las calles, juegos populares para mayores y pequeños, visitas guiadas y hasta un concurso de vestimentas de la época, que se sumarán a las que se den a conocer en próximos días.
Desde el Concello cuentan con la implicación de los vecinos para transformar la villa aresana en un escenario indiano y que la fiesta, al igual que otras iniciativas, “contribúan ao seu éxito e a facer que Ares pareza ter regresado ao ano 1900 na festa de recibimento dos seus emigrantes”, explican desde el consistorio aresano.
Ares no fue ajena al fenómeno de la emigración gallega a América, que fue, con diferencia, la más numerosa de España. La búsqueda de un futuro mejor motivó la mayoría de las partidas, aunque no siempre el efecto fue el deseado. Muchos echaron raíces al otro lado del charco, otros se quedaron en el camino rodeados de miseria y otros retornaron tras haber prosperado. Y lo hicieron con nuevas ideas y nuevas visiones no solo de la economía y la política, sino también de la arquitectura, la huella física más imborrable de todas las que perviven en Ares y la comarca. l

El municipio aresano recordará su pasado indiano con una gran fiesta