La oposición tumba el modificativo de crédito por la mala gestión de la Marea

En el pleno de ayer hubo poco consenso entre los concejales de la Marea y los del PSOE quintana
|

Los grupos de la oposición tumbaron el modificativo de crédito planteado por la Marea tras responsabilizar al Gobierno local de llevar este asunto al pleno sin haberlo negociado antes. PP, PSOE y BNG votaron en contra, mientras que en los dos asuntos relacionados con la ORA se abstuvieron y la renta social fue aprobada definitivamente con el voto favorable de socialistas y nacionalistas y con la abstención de los populares.
Como habían adelantado en los días previos, los grupos de la oposición se opusieron frontalmente al modificativo, con el que la Marea pretendía destinar a 2,4 millones al pago de reconocimientos extrajudiciales, buena parte a la Compañía de Tranvías. Populares, socialistas y nacionalistas coincidieron en las líneas generales de sus razones.
Una de ellas fue el presentar este modificativo sin haber negociado antes, asunto reprochado principalmente por PSOE y BNG. Las dos formaciones, principales aliadas de la Marea, se vieron apartadas de un punto de relevancia y no dejaron pasar la ocasión de hacérselo ver.
El socialista José Manuel García dijo que esta era una demostración más de la manera de gestionar del Gobierno local y reprochó otros asuntos como llevar acuerdos unilaterales a las juntas de gobierno, no negociar las ordenanzas o no respetar las mociones. “Este modificativo debía ser un trámite, pero evidencia un problema de gestión del Ayuntamiento”, dijo García.
Otra de las razones esgrimidas fue la retirada de las partidas para el centro cívico de Cuatro Caminos y para la reforma del mercado de Santa Lucía. “No podemos estar de acuerdo, eliminan dos proyectos del PP”, aseguró Rosa Gallego, quien acusó a la Marea de llevar al pleno “asuntos electoralistas”.
También Avia Veira se mostró muy crítica con la posición del Gobierno local. La nacionalista explicó que este modificativo es una clara muestra de la necesidad de acometer la fiscalización de la Compañía de Tranvías. Además, recordó que aún no se aprobó la Cuenta General de 2015 e insistió en que estaba muy en contra de las partidas eliminadas para obtener los fondos, sobre todo la de Santa Lucía.
Mientras tanto, la renta social municipal fue aprobada definitivamente, con el PSOE y el BNG recordando a la Marea que las alegaciones aceptadas demostraron que su propuesta estaba incompleta.
Las mayores críticas llegaron desde el lateral que ocupa el Partido Popular. El concejal Miguel Lorenzo acusó al Gobierno local de “tener prisa” por aprobar este programa y de que la “técnica jurídica no es la más adecuada”. Además, el edil lamentó que no se atendiesen sus alegaciones, que ponen “en evidencia las carencias” de la renta.

La oposición tumba el modificativo de crédito por la mala gestión de la Marea