La tercera ola obliga al Chuac a abrir una planta para Covid-19 “cada dos o tres días”

|

La situación sigue empeorando en A Coruña. El último informe anota veintiún nuevos ingresos y acerca el número de hospitalizados a los doscientos (194). De ellos, 170 están en el Chuac, que atiende a 145 personas en planta y a 28 en UCI. En el Virxe da Xunqueira de Cee, donde casi se duplican los ingresos respecto el día anterior, permanecen doce enfermos con coronavirus, mientras que el HM Modelo contabiliza cinco, tres en unidades convencionales y dos en UCI. Lo mismo que el Quirón. Bajo vigilancia de los servicios de Atención Primaria, aislados en sus casas, están más de tres mil afectados (3.152).


Las previsiones de la Gerencia del Área Sanitaria de A Coruña-Cee se van cumpliendo y, tras confirmar 242 positivos en las últimas 24 horas, los sanitarios no descartan que antes de acabar la semana se alcancen o incluso se superen los 5.000 casos activos, apuntan desde el Chuac.


Álvaro Mena, internista del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, insta al autoconfinamiento ante la actual situación en el hospital y los datos de incidencia del Covid-19.


En declaraciones a los medios, indicó que las expectativas son “malas” y consideró “muy duro” el fin de semana, “con récord de nuevos diagnósticos, con más de un 15% de positividad en las PCR”.


“Esto significa que no tenemos un control sobre la infección”, añadió Mena. Además, alertó de que el hospital está “cada vez más lleno”, con un crecimiento  “de entre 200 y 300 casos al día”, a lo que se une que cada vez son “más  los pacientes en UCI”. “Ahora ya son 31 pacientes, tres más que ayer, y 163 pacientes hospitalizados en plan de hospitalización convencional”, insistió Mena.


En relación con estos números, explicó que supone unos “20 pacientes al día” y “significa que cada dos o tres días hay que abrir una nueva planta covid y cada vez hay menos espacio” en el hospital de A Coruña.


Llamamiento
Así las cosas, auguró que serán esta y las siguientes unas semanas “muy duras” y, en este contexto, hizo un llamamiento a la ciudadanía para que “se autoconfine de alguna manera” para evitar la expansión del Covid-19.


“Porque si no la situación del hospital va a ser de mucha presión asistencial y esto va a limitar mucho nuestra capacidad para atender a los pacientes”, añadió el internista coruñés, que reiteró la solicitud de prudencia pues “todo el mundo debe de vivir y debe de considerarse infectado y potencialmente infectable en cualquier situación en el momento actual”,  apelando a estar “el mayor tiempo posible en casa, confinado con los convivientes” y a “intentar protegernos y proteger al resto de la población”, apostilló Mena.


Buena muestra de la gravedad de la situación la da el parte de fallecidos confirmados ayer, que incluyen también víctimas mortales durante el fin de semana.


Así, murieron un hombre de 86 años, otro de 87 y una mujer de 92 en el Chuac, un hombre de 81 y una mujer de 92 en la residencia de Santa Teresa Jornet y una mujer de 90 y otra de 94 en DomusVi Vimianzo.

Santa Teresa Jornet, con 15 usuarios  y dos empleados contagiados, sigue siendo la que más casos anota en el área de A Coruña, mientras entre los centros de atención a la discapacidad, el más preocupante es el de Pai Menni de Betanzos, que cuenta ya con 29 usuarios y siete trabajadores infectados.


Incidencia
La situación por municipios tampoco invita al sosiego, pues la  ciudad sube a cerca de medio millar de incidencia, y en los ayuntamientos más cercanos, la de Arteixo sigue disparada (1.293), y la del resto de municipios del área también aumenta, a excepción de Abegondo que, en cualquier caso, se sitúa en 286, también por encima de los 250 que marca la OMS.


Sada, con una incidencia de casi cuatrocientos por cada 100.000, acordó adelantarse a las nuevas restricciones y ordenó el cierre de áreas infantiles y pistas polideportivas, además de intensificar la desinfección de mobiliario y zonas de mucho tránsito como el entorno del centro de salud o las paradas de autobús, informaron desde el Gobierno de Sada, que también apostará por el teletrabajo del personal tras conocer el aumento de casos activos en los últimos días. 

La tercera ola obliga al Chuac a abrir una planta para Covid-19 “cada dos o tres días”