Pedro Sánchez

El costalero ideal

Sabe que Pablo Iglesias no va romper la coalición pese a los reiterados encontronazos, ayer por las pensiones, hoy por los alquileres de las viviendas, mañana por la guerra abierta entre la vicepresidenta Calvo y la ministra Montero en disputa por la bandera feminista.Sánchez ha echado las cuentas para ver cómo le han ido las cosas a Podemos en las tres últimas consultas electorales.

Una situación imposible

Y eso tiene mal encaje.Sánchez tiene ante sí una negociación con el PP para cerrar acuerdos imprescindibles para la buena marcha institucional del país y que afectan a los poderes del Estado; ha planteado el resurgir de la mesa negociadora con el separatismo catalán (cuando se forme el Govern, supongo); y ha de aplicarse a ‘normalizar’ de verdad la vida sanitaria, política, económica y social de una España que sale moral, estructural y financieramente destrozada de la pandemia, sí, pero también de esta surrealista dualidad en el seno del Consejo de Ministros, que se agrava de día en día.

La estrategia de la tensión

Peculiar manera de defender la libertad cuando se traduce en ataques a los policías, destrucción de lunas y escaparates, pillaje de comercios ,quema de contenedores y ataques a los periodistas que cubren las algaradas.Interpretar la tibieza de Pedro Sánchez, en el mejor de los casos, sugiere que no va más lejos al reprochar a sus socios en el Gobierno que apoyen a quienes atacan a la policía y destrozan escaparates porque prefiere tener al indio dentro de la tienda meando fuera en lugar de tenerlo fuera meando dentro.La frase –que describe lo chocante de determinadas paradojas– es de Robert Mc Namara secretario de Defensa de los EEUU durante la guerra de Vietnam.Los ministros del Gobierno de coalición chocan cada dos por tres.

Sánchez defiende que no se rebajen las restricciones para evitar recaer en una nueva ola

Algunas comunidades comienzan a relajar las medidas ante la mejora de la situación sanitaria

Sánchez ve inadmisible toda violencia y afirma que garantizará la seguridad

"Pero en una democracia plena, y la española es una democracia plena, resulta inadmisible el uso de cualquier tipo de violencia y no hay excepción a esta regla, no hay causa, ni lugar ni situación que pueda justificar el uso de la violencia", ha añadido.

Díaz Ayuso cree que Pedro Sánchez "disfruta a lo Nerón viendo todo arder"

"Uno desde las calles quema la convivencia y la violencia y otro que lo instiga desde dentro de manera mucho más fina, que es el presidente del Gobierno y el absoluto responsable de todo lo que está sucediendo", ha declarado.

Malas noticias

De ser así, volveríamos a la casilla de salida y al torbellino que en 2017 cristalizó en el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia.

La ‘resurrección’ de Bárcenas

Similar, por cierto, al que también ha practicado el PP en el caso de los ERES de Andalucía sabiendo, también, quedurante la incubación y desarrollo de la millonaria trama fraudulenta de ayudas tolerada por la Junta de Andalucía, Pedro Sánchez ni estaba ni se le esperaba en la dirección del PSOE. Situación semejante a la Pablo Casado cuando -de creer la última versión de Bárcenas- los altos cargos populares cuando él era el tesorero del partido recibían sobresueldos.